Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus Military da alas al turismo

El centro de formación de la multinacional genera 32.500 pernoctaciones

La industria aeronáutica andaluza aporta una de las pocas luces en el oscuro panorama económico. Sus grandes cifras son conocidas: facturó en 2010, el último ejercicio con los datos cerrados, 1.983 millones de euros, un 26% más que el año anterior, y alcanzó los 10.278 trabajadores. También son conocidos los efectos que genera en la industria auxiliar, en la universidad y en los departamentos de investigación públicos y privados. Pero no se había medido su impacto turístico.

En los algo más de 400 días que llevan en funcionamiento las nuevas instalaciones del centro de formación de Airbus Military en Sevilla se han generado 32.500 pernoctaciones y unos ingresos de 2,11 millones en el sector.

Este volumen de actividad lo generan los más de 1.000 alumnos que pasan anualmente por el denominado oficialmente Centro de Simuladores de Vuelo y Entrenamiento de Tripulaciones y Técnicos de Mantenimiento de Airbus Military.

Estas instalaciones disponen de seis simuladores de vuelo, a los que se unirá este año el del A400M, el avión militar del grupo europeo EADS que se ensambla en Sevilla y cuya primera unidad, tras la fase de pruebas de prototipos, se entregará a finales de año a Francia. A partir de entonces, las tripulaciones y los equipos de mantenimiento de estos aviones también pasarán por Sevilla para adquirir las habilitaciones necesarias.

En 2009 se impartieron unos 160 cursos y el pasado año 20 más. El número de alumnos pasó de 1.100 a 1.240 entre tripulaciones, técnicos y operadores. En total, realizaron en 365 días 3.400 horas de vuelo.

El centro contó con una inversión de 170 millones de euros y dispone de una superficie de 13.000 metros cuadrados sobre una parcela de 31.000 metros cuadrados. Genera un centenar de empleos directos y otros 300 indirectos, además de un volumen de negocio de entre seis y ocho millones para su entorno.

En Sevilla estudian pilotos, copilotos, terceros miembros de tripulación, supervisores de carga, miembros del equipo de mantenimiento, paracaidistas o integrantes de equipos médicos, personal de reabastecimiento en vuelo y operadores de sistemas de misión Entre estos últimos, en la capital andaluza se forma en el uso del FITS (sistema táctico completamente integrado, por sus iniciales en inglés), desarrollado por Airbus Military y que permite al avión que lo lleva instalado la realización de misiones que van desde la búsqueda y rescate o vigilancia marítima al control de tráfico de submarinos o de protección medioambiental.

Las instalaciones se dividen en varias zonas: de simuladores, de ordenadores, de preparación de ejercicios y el análisis de resultados, talleres de mantenimiento, almacén de repuestos y zona de maquetas para mantenimiento. El aulario cuenta con 22 salas y hay espacios de descanso, biblioteca y oficinas.

Todos los simuladores pueden recrear una amplia gama de operaciones, entre las que se encuentran actividades especializadas como el vuelo con visión nocturna, despegues y aterrizajes en pistas no preparadas o el lanzamiento de cargas o paracaidistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2012