Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán destaca el "compromiso" andaluz de Rubalcaba y Chacón

El presidente subraya que mantendrá una "neutralidad activa" en el congreso del PSOE, porque Andalucía es la federación que decidirá el líder

Andalucía mantendrá "una neutralidad activa" en la elección del futuro secretario general del PSOE. Así lo recalcó ayer el presidente andaluz, José Antonio Griñán, quien también puso en valor que los dos candidatos oficiales, el exvicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba y la exministra Carme Chacón, hayan manifestado ya su "compromiso" con Andalucía.

El primero no anunció su candidatura hasta que la consultó con Griñán en un almuerzo privado y ha contado además con el aval para ser precandidato de la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro. La segunda eligió el sábado el municipio almeriense de Olula del Río, donde nació su padre, para dar el paso adelante y subrayar sus orígenes andaluces ante quienes puedan dudar de su capacidad como líder nacional, al estar muy vinculada al Partido Socialista de Cataluña. Además, los dos candidatos han destacado en sus últimas intervenciones públicas las políticas sociales de la Junta como modelo a seguir por los socialistas, en defensa del Estado de Bienestar.

Andalucía es la federación que decidirá quién resultará elegido nuevo líder del PSOE en el congreso que se celebrará en Sevilla a principios de febrero. Porque las fuerzas están muy repartidas en el resto de federaciones entre Rubalcaba y Chacón, pero también porque al PSOE andaluz le corresponde el grueso de los delegados: 234 representantes de 972. Por eso, Griñán insistió en que habrá "neutralidad activa" en esta federación.

Después, precisó que eso se traducirá en "escuchar, conversar, reflexionar y luego decidir". O lo que es lo mismo, que escucharán lo que tengan que decir los candidatos, estarán muy atentos a cuáles son sus equipos y solo después de un debate en el seno de la dirección regional se tomará la decisión. "Pero no antes", zanjó el presidente.

Además, Griñán se refirió a la petición de retrasar el congreso que ayer se debatió en el Comité Federal, a propuesta de un grupo de cuadros de mando del PSOE andaluz, y que fue rechazada. Justificaron esta demanda en que el cónclave puede tener efectos adversos sobre los resultados de las elecciones autonómicas de marzo. "Mi posición es la contraria", subrayó el presidente. "No podemos llegar a las elecciones en Andalucía con una situación de interinidad en el partido". A lo que agregó: "La ambigüedad orgánica no es buena para Andalucía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de enero de 2012