Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

British mejora su tráfico un 10% y el de Iberia se estanca el primer año de fusión

Iberia y British Airways se casaron hace casi un año con el objetivo de crecer, de ganar mercado, algo que en un mercado como el actual, muy duro para las pequeñas y medianas aerolíneas, es muy parecido a sobrevivir. Pero a cada compañía le ha ido de forma muy diferente, mientras British creció un 10% en pasajeros por kilómetros transportado (PKT), Iberia se estancó (0,1%). International Airlines Group (IAG), el holding financiero resultante de la fusión, presentó ayer un balance de 51,6 millones de pasajeros en este primer año de alianza, lo que en conjunto supone una mejora del 2,1% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El grupo sufrió en el mercado interior. Sus vuelos nacionales, dentro de España y Reino Unido, perdieron un 12,3% de pasajeros y quedaron en 12,3 millones. También las rutas a África, Oriente Próximo y sureste asiático sufrieron la repercusión de los conflictos geopolíticos y vieron caer un 2% su número de clientes, mientras que los enlaces a Estados Unidos, que movieron a 7,1 millones de personas, experimentaron el mayor incremento, del 12%.

La compañía también apuntó que, de enero a diciembre, la demanda del grupo medida en pasajeros por kilómetro transportados creció un 7,2% y la oferta medida en asientos por kilómetro ofertados (AKO) subió en la misma medida.

En diciembre, IAG transportó a 3,8 millones de pasajeros, un 10% más, pese a la huelga de Iberia por la creación de una filial de bajo coste (Iberia Express). La española operó un 68% y un 64% de los vuelos durante los días 18 y 29 de diciembre, respectivamente, por esa protesta. Los próximos 9 y 11 de enero hay convocados nuevos paros. El mal tiempo también castigó el tráfico en Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2012