Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El preso más antiguo inicia otra huelga

Montes Neiro protesta con otro ayuno por el retraso en el trámite del indulto

La esperada salida de la cárcel de Miguel Montes Neiro, el preso común más antiguo y al que el Gobierno concedió un indulto parcial el pasado mes de diciembre, se dilata. Su familia y letrado han intentado agilizar el proceso, pero los trámites se imponen y para mostrar su desacuerdo el preso ha iniciado la cuarta huelga de hambre en prisión.

Ni una petición para un permiso extraordinario ni tampoco otra solicitud realizada al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria hace meses para que le computaran los días de prisión provisional han servido para que deje el centro penitenciario de Albolote (Granada). Según un auto notificado recientemente al letrado, el juez considera que solo puede ser computada por la Audiencia de Granada. La sección primera es la que tiene que revisar las condenas, tal y como ordenó el Tribunal Supremo, aunque primero la Fiscalía debe comunicar su propuesta.

La nueva resolución es la que ha causado que Montes Neiro se haya puesto de nuevo en huelga de hambre. La hermana de Miguel, Encarnación Montes, va a reunirse con él para que no siga adelante con la huelga de hambre, que debilitaría su ya delicado estado de salud. Pero Montes Neiro, que creyó inicialmente que podría pasar las Navidades con su familia, ha elegido de nuevo esta forma para exigir la libertad.

El indulto parcial que concedió el último Consejo de Ministros del anterior Gobierno aún no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado y la familia teme que empeore la salud del preso. La decisión de iniciar otra huelga de hambre llega después de que la Junta de Tratamiento de la prisión le denegara la pasada semana un permiso extraordinario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de enero de 2012