Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

Las autonómicas, cuesta abajo

Las cadenas públicas regionales solo interesan a uno de cada 10 espectadores

Con una audiencia menguante y unos presupuestos a la baja, las cadenas autonómicas afrontan 2012 con oscuras perspectivas. Los Gobiernos regionales ya han advertido de que no habrá fondos suficientes para seguir financiando los 27 canales públicos que están en el aire, un tercio de los cuales no llega ni siquiera al 1% de la audiencia. En conjunto, los 13 entes o corporaciones que operan en España solo reclutaron el año pasado a uno de cada 10 espectadores. Lograron el 10,4% de la audiencia, frente al 11,3% del año anterior.

Apenas tres cadenas se salvaron del retroceso: la gallega (repite resultado), la aragonesa y la asturiana, según datos de la empresa de audiometría Kantar Media analizados por Barlovento Comunicación. Del conjunto de las televisiones autonómicas, las mejor paradas son la catalana TV-3 (líder con el 14,1% de cuota de pantalla), la gallega TVG, la andaluza Canal Sur y Aragón TV, que consiguieron superar el listón del 10%.

Un tercio de los 27 canales públicos no llega al 1% de la cuota de pantalla

La catalana TV-3 se mantiene líder con un 14,1% de la audiencia

En un segundo bloque, entre el 8,2% y el 7,7% figuran las cadenas del País Vasco, Canarias y Asturias. Peores son los resultados obtenidos por la televisión castellanomanchega, Telemadrid (con el 6,4% cada una) y la valenciana Canal 9 (6%), un pobre resultado para el elevado presupuesto que manejan estas dos últimas compañías. Con muchos menos recursos, la asturiana TPA les saca más de un punto de ventaja, pese a la operación de asfixia económica a la que el Gobierno de Francisco Álvarez Cascos (Foro Asturias) ha sometido en los últimos meses a la televisión del Principado.

Pero el problema de los entes autonómicos no son las emisoras generalistas sino los canales satélites. Las segundas y terceras marcas tienen grandes dificultades para sobrevivir en un mercado cada vez más fragmentado y con la publicidad en declive. A diferencia de TVE, las autonómicas recurren a los anuncios para cuadrar sus ingresos. En los nueve primeros meses de 2011, el conjunto de las televisiones autonómicas facturaron 150 millones de euros en publicidad, un 24% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Algunos de los canales satélite de las corporaciones autonómicas no llegan al 1%, como ocurre con la segunda emisión de Telemadrid, de Canal 9 o de la gallega TVG. En el caso de la Comunidad Valenciana tanto el segundo canal (NouDos) como el tercero (Nou24) son prácticamente invisibles. Lo mismo ocurre con la segunda frecuencia de Castilla-La Mancha o con la oferta informativa de ETB. Varios entes públicos tienen canales 24 horas de noticias. Cataluña tiene un amplio abanico temático: el generalista TV-3, el cultural 33, el infantil Super 3, el juvenil 3XL, el informativo 3/24 y el deportivo Esport3. Además, difunde una señal en alta definición y distribuye una programación por satélite fuera de su territorio.

Algunos Gobiernos regionales, como el catalán y el de Castilla-La Mancha, ya han advertido de que el recorte en los presupuestos de este año implicará el cierre de algunos canales. Al coste que supone alimentar con programas estas ofertas se une la factura tienen que pagar por la distribución de las señales.

La televisión de Castilla y León, de licencia pública pero cuya explotación está en manos de una compañía privada, tampoco es un modelo en el que fijarse. CyLTV obtuvo en año pasado una cuota de pantalla del 1,7%. En muchas zonas, además, operó sin tener que competir con emisoras locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de enero de 2012