Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de Terra Mítica se retrasa

Las negociaciones entre la Generalitat y los gestores aún no han empezado

El Gobierno valenciano anunció a principios de diciembre que había vendido Terra Mítica a la empresa que actualmente lo gestiona en régimen de arrendamiento industrial, Ocio y Parques Temáticos, por 65 millones de euros. La entonces portavoz del Consell, Lola Johnson, explicó que, de la cantidad total, 15 millones ya se habían invertido en el parque y el resto se destinaría a resolver una "deuda histórica" de la entidad.

Sin embargo, era más una declaración de intenciones que otra cosa, porque esa venta aún no se ha realizado y está pendiente de una negociación final entre las partes que todavía no se ha producido, según han confirmado a este periódico fuentes próximas al proceso.

Los problemas de la gestión anterior dificultan la operación de venta

El contrato de arrendamiento para 10 años por el que los propietarios de Aqualandia y Mundomar se hicieron con la gestión de Terra Mítica a finales de julio de 2010 incluía una cláusula por la que el Consell durante los tres primeros ejercicios se reservaba una cláusula de opción de venta que obligaba a los arrendatarios a comprar el parque por 65 millones de euros. A partir del tercer año, esa opción pasaba a ser del arrendatario, que podría decidir durante otras siete anualidades si finalmente lo adquiría. Y lo que de momento ha hecho la Generalitat es ejercer su opción, que aboca a las partes a una negociación para establecer los términos finales del acuerdo, ya que Ocio y Parques Temáticos adelantó 15 millones de euros con los que la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana pudo cobrar una parte de la deuda que el parque tenía con la empresa pública del Consell que gestiona los grandes proyectos.

En tanto que vinculante, la opción del Consell, que suma el 70% del capital social con la CAM y Bancaja, obliga a los actuales gestores a adquirir las instalaciones recreativas que fueron inauguradas el verano del año 2000.

Pero todavía laten problemas de la gestión anterior. El cúmulo de despropósitos afectó a las atracciones, tomadas en prenda por la deuda con las administraciones públicas, y otras afecciones respecto al suelo del parque y sus usos han de ser objeto de revisión porque la propiedad de Ocio y Parques Temáticos ya ha expresado su intención de construir un hotel dentro de Terra Mítica.

Por otro lado, fuentes judiciales han confirmado que el ex director general de Terra Mítica, Juan José de Torres, que tenía un contrato de alta dirección aunque fue incluido en el primer ERE para 52 trabajadores, llegó a un acuerdo con los nuevos gestores para retirar las dos demandas que presentó contra el parque por despido improcedente. De Torres reclamaba casi 400.000 euros porque supuestamente no se habían respetado las condiciones en las que fue contratado, que incluían el regalo de una antigüedad de siete años antes de su contratación en 2009, o que en el contrato de alquiler del parque el arrendatario lo mantuviera contratado al menos un año más en las mismas condiciones que había disfrutado hasta entonces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de enero de 2012