Entra en vigor la prohibición de las corridas de toros

La prohibición de las corridas de toros en Cataluña, aprobada por el Parlament en julio de 2010, entró en vigor ayer tras una temporada que ha concentrado una quincena de festejos -el número habitual de los últimos años-. La Monumental de Barcelona, el último coso taurino que permanecía en activo en Cataluña, acogió en septiembre la última corrida, una cita a la que acudieron cerca de 20.000 aficionados -hacía dos años que no se producía un lleno-, coincidiendo con la presencia de los matadores José Tomás, el catalán Serafín Marín y Juan Mora.

La decisión del Parlament, apoyada en una iniciativa legislativa popular (ILP) promovida por la plataforma Prou!, que recogió 127.500 firmas a favor de la abolición de las corridas, está pendiente de un recurso presentado ante el Tribunal Constitucional.

A pesar de que algunas comunidades autónomas donde gobierna el PP hayan declarado el toreo como bien de interés cultural, en el caso catalán una amplia mayoría de diputados rechazó en julio pasado posponer la prohibición con motivo de la crisis económica para aplazar el pago de indemnizaciones.

La ley fija los primeros seis meses de 2012 como el plazo para determinar las indemnizaciones por el cese del toreo, cantidades que los taurinos elevan a más de 300 millones de euros y el Gobierno y los defensores de los animalistas rebajan a miles de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de enero de 2012.

Lo más visto en...

Top 50