Montoro recupera al consejero de Hacienda desplazado por Aguirre

Antonio Beteta será secretario de Estado con Mariano Rajoy

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, repasaba ayer la lista electoral del PP en las pasadas elecciones autonómicas. Buscaba un sustituto para la Consejería de Transportes. El actual titular de esa cartera, Antonio Beteta, recibió una llamada ayer por la mañana del flamante ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para ofrecerle la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas.

Beteta ya conoce ese cargo. Entre 2000 y 2003 fue secretario general de Política Fiscal Territorial y Comunitaria en el Gobierno de Aznar, cuando Montoro era ministro de Hacienda. Desde allí diseñó el anterior modelo de financiación autonómica. "Estoy abrumado. Estaba muy bien con Aguirre, tenía proyectos, pero esto es una oportunidad", aseguró ayer a este periódico.

La salida de Beteta se daba casi por hecha en el Gobierno regional. En la cena de Navidad que el Ejecutivo autónomo celebró el pasado lunes fue una de las comidillas. Casi todos sus compañeros de Gobierno daban por segura su salida, aunque él callaba prudente.

El paso de Beteta por la Comunidad de Madrid ha estado sembrado de altibajos. Fue consejero de Hacienda entre 1995 y 2000, cuando Alberto Ruiz-Gallardón era el presidente autonómico. Aguirre lo rescató en 2008 para que dirigiera la misma cartera desde 2008, hasta que el pasado junio lo desplazó a la Consejería de Transportes. El cambio se interpretó como un ajuste de cuentas por los callos que había pisado durante la reestructuración administrativa de la Comunidad de Madrid que Beteta pilotó. Entonces suprimió más de un centenar de entes y empresas regionales tras meses de discusión con sus compañeros porque veían mermados sus presupuestos. Aunque él no lo interpretó como un retroceso en su carrera política. "En absoluto, la presidenta me dijo claramente que estaba muy contenta con el trabajo a lo largo de esta legislatura, tanto que me ofreció este cargo muy ilusionante y que me dijo que se ajustaba muy bien a mi perfil".

Durante su paso por la cartera de Hacienda en Madrid, Beteta impuso una estricta política de austeridad en las cuentas públicas. Experto conocedor de los entresijos de los presupuestos regionales, el próximo secretario de Estado de Administraciones Públicas logró que la Comunidad de Madrid fuera una de las pocas que lograse cumplir con el objetivo de déficit durante los últimos años. Bajo su mandato la deuda regional ha estado controlada y Madrid se convirtió en la locomotora económica de España.

Antonio Beteta charló ayer con Esperanza Aguirre para comentarle la oferta que le había hecho Montoro. La presidenta regional busca un sustituto para que se encargue de Transportes e Infraestructuras. Y dejará marchar al que fue su portavoz parlamentario en la Asamblea de Madrid entre 2003 y 2008.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El consejero de Transportes de Madrid, Antonio Beteta.
El consejero de Transportes de Madrid, Antonio Beteta.ULY MARTÍN

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS