Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El futuro del Centro Niemeyer

"Una plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un lugar para la educación, la cultura y la paz". Así definió Óscar Niemeyer, el genial arquitecto de 104 años, su regalo para Asturias. En estos meses, el Centro Niemeyer ha hecho realidad esos propósitos con actividades en las que la cultura ha estado siempre vinculada a la educación en esas aulas abiertas que son la cúpula, el auditorio, el cine... Lugares en los que muchos de nuestros alumnos han aprendido mientras disfrutaban de las artes plásticas, la danza, el teatro, la música, el cine y la palabra.

Lo que hemos vivido en estos meses se lo debemos a Óscar Niemeyer y a las personas que han trabajado duro por construir ámbitos abiertos a la participación ciudadana, la cultura y la educación.

Más de un millón de personas han visitado el Centro Niemeyer durante este tiempo. Pero no el presidente de nuestro Gobierno regional ni el consejero de Cultura.

Que este proyecto se trunque es responsabilidad de quienes no se dan cuenta de que gobernar no es seguir los dictados del rencor desde la ignorancia, sino tomar decisiones prudentes y sabias.

Ahora nos toca a los ciudadanos conseguir que esa plaza vuelva a ser lo que había sido. Con el apoyo a la iniciativa ciudadana para la regulación legislativa del Centro Niemeyer se conseguirá que nadie desbarate el sueño de que la educación, la cultura y la paz tengan de nuevo un lugar de encuentro para todos en la bella plaza de las curvas blancas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2011