Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El eterno pincel del Mubag

El Museo de Gravina en Alicante inicia su décimo aniversario con una muestra permanente del pintor Emilio Varela

Emilio Varela pintaba, Gabriel Miró escribía y Óscar Esplá componía música. Fue una época dorada para los intelectuales de Alicante. Las pinturas de Varela (1887-1951) recibirán a partir de ahora al visitante que acuda al Mubag (Museo de Bellas Artes de Gravina) en Alicante.

La colección de fondos de la Diputación de Alicante queda instalada definitivamente en la planta baja del museo. Son 30 obras en las que el pintor retrata la vida social, los paisajes y las costumbres de Alicante. Su pintura costumbrista capta la luz del Mediterráneo en las callejuelas del barrio de Santa Cruz de Alicante, e incluso en el Castell de Guadalest o en la masía El Molí, de Benimantell. "Es uno de los pintores que representa la modernidad en Alicante", aseguró el diputado de Cultura, Juan Bautista Roselló, durante la presentación de esta exposición que se inaugurará al público hoy viernes.

El Mubag plantea para su aniversario "otros enfoques"

Roselló: "Varela representa la modernidad en Alicante"

Varela retrató los paisajes de La Marina Alta, del interior de Alicante, como la sierra Aitana y también la playa y los puertos de la costa. Imágenes fruto de unas excursiones en las que coincidía con sus amigos el escritor Gabriel Miró y el músico Óscar Esplá.

Varela pintaba como podía y donde podía, de hecho, algunas de sus obras se hicieron sobre tapas de cajas de zapatos o pequeños cartones. El Mubag pretende con esta exposición permanente "dar a conocer el patrimonio que atesora su colección, y también diseñar otras exposiciones que complementen, enriquezcan o aporten otras visiones del mundo pictórico y de la personalidad del artista", según dijo el diputado.

La exposición se presentó el miércoles coincidiendo, precisamente, con el décimo aniversario de la apertura del Mubag. Un 14 de diciembre de 2001, el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y el de la Diputación, Julio de España, inauguraron este museo dedicado al arte del siglo XIX y principio del XX, justo antes de la contemporaneidad. Y se inauguró precisamente con otra exposición inédita de Emilio Varela.

El Mubag se ha convertido desde entonces en un referente artístico de Alicante. Y todo gracias a su colección permanente de pintura del siglo XIX y a las exposiciones itinerantes que se han venido celebrando, entre las que destacaron las de El retrato español del Museo del Padro o La colección de arte de Lladró.

El diputado anunció "nuevos enfoques expositivos" en el Mubag y una mayor coordinación con otros museos, especialmente, el MACA (Museo de Arte Contemporáneo de Alicante), dependiente del Ayuntamiento, así como el museo del Agua, el del Castillo o el Marq, para crear un itinerario museístico en Alicante "complementario y atractivo para el turista", remarcó Roselló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de diciembre de 2011