Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay resultados, pero no logramos erradicarlas"

El coordinador de Seguridad, Javier Conde, admitió ayer que el Ayuntamiento no ha logrado "erradicar" las cundas que operan en la capital, lo que atribuyó a "la falta de herramientas legales adecuadas".

La concejal de IU María del Prado de la Mata había preguntado en la comisión de Seguridad por las medidas adoptadas contra estos vehículos privados que realizan viajes del centro de la ciudad a puntos de venta de drogas en el extrarradio para trasladar a compradores.

Según la edil, hay tres puntos de salida principales, en Simancas ("histórico, lleva desde 1997"), Embajadores y Villa de Vallecas, pero "ha cambiado el modus operandi". Ahora, en lugar de drogodependientes en coches destartalados, son "jubilados o taxistas los que, por tres euros por pasajero y hasta ocho en caso de urgencia, hacen viajes a la Cañada Real".

Conde ha coincidido con la concejal en que "la forma de operar se ha ido modificando", y ha explicado que el Ayuntamiento cuenta con dos herramientas legales para combatirlas. En primer lugar, "inspeccionar vehículos, lo que obliga a un operativo policial muy grande en los lugares de salida y destino para identificarlos y comprobar que han hecho el recorrido". Y otra herramienta administrativa que permite retirar vehículos por realizar presuntamente transporte de viajeros sin autorización ni seguro, lo que supone intrusismo en el sector del taxi.

Según el responsable municipal, durante 2010 se dedicaron 2.400 jornadas de trabajo policial a esta tarea, lo que permitió llevar a cabo seis detenciones. Se realizaron 137 denuncias, fueron filiadas 2.993 personas, se retiraron 22 vehículos y 893 fueron sujetos a un control de documentación. "Hay resultados, pero no hemos logrado erradicarlas", ha concluido Conde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de diciembre de 2011