Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta anula la única oferta para la Autovía do Morrazo y la deja sin fecha

El alcalde de Cangas se rebela contra su partido: "Actuaremos en consecuencia"

O Morrazo seguirá varios años sin autovía después de que la Xunta invalidase la única oferta presentada al concurso para desdoblar su corredor. El Gobierno gallego considera que no se cumplen las condiciones del concurso público y lo declara desierto, dejando sin fecha la convocatoria del nuevo proceso y, por tanto, la reforma de un vial con elevada siniestralidad en sus seis años en funcionamiento.

El conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, compareció ayer en Vigo para explicar que la oferta presentada por la unión de empresas (UTE) formada por Isolux-Corsán, Francisco Gómez y CIA y Proyecon Galicia modificaba el pliego de condiciones del concurso. Según Hernández, el desdoblamiento se planeó añadiendo otra calzada de dos carriles siempre por el margen derecho de la actual. Sin embargo, la UTE proponía que en cuatro de los 14,5 kilómetros totales la nueva calzada se construyese por la izquierda, un cambio "sustancial" que incumpliría el pliego de condiciones.

Hernández admite que la obra es "urgente" pero opta por la "reflexión"

El regidor de Moaña exige medidas contra la alta siniestralidad

Hernández argumenta que si la Xunta no declara desierto el concurso por ese incumplimiento podría enfrentarse a reclamaciones de otras empresas que no se presentaron, a las que no se habría garantizado la igualdad y no discriminación que estipula la Ley de Contratos.

La mesa de contratación de la autovía tenía desde hace tiempo dudas sobre la oferta presentada. Además, la obra ha desaparecido de los Presupuestos de la Xunta. Preguntada hace un mes sobre el retraso en su adjudicación, Infraestruturas respondía que se estaba "analizando con lupa" la oferta, especialmente sus aspectos financieros -la obra cuesta 87 millones, pero la Xunta pagará 364 al incluir el mantenimiento durante 25 años de la autovía y el resto de carreteras de la comarca-. Esas dudas de meses se resuelven superadas las generales.

Sin embargo, la Xunta centra ahora en cuestiones técnicas y no financieras el motivo de la anulación. Según Infraestruturas, la mesa se basó en el pliego técnico "y a partir de ahí ya no se hacen más consideraciones". Pero Hernández admite que se abrirá un periodo de "reflexión", del que no detalló plazos, para analizar el escenario actual y reconoce lo raro de que solo se presentase una oferta cuando con la crisis hay decenas de empresas necesitadas de contratos.

Hernández asegura que "la Xunta no renuncia a esta infraestructura. "Seguiremos trabajando para volver a licitar la obra con las garantías necesarias para que haya mayor concurrencia y no se produzca de nuevo esta situación", afirmó, extendiendo las dudas sobre las condiciones económicas previstas en la concesión para hacer la obra, que es lo que anima o no a las empresas a presentarse. A la espera de esa "reflexión", Hernández defiende "seguir por la senda" de la colaboración público-privada, un modelo que recomienda la UE para épocas de crisis pero en el que el Consello de Contas ve descontrol.

En cuanto al futuro de la obra, el conselleiro aseguró hace unos meses que el recorte de las cuentas públicas no supondrá parón para las actuaciones que ya están en marcha, admitiendo que habrá que replantearse las que aún no se han iniciado. Ayer, sin embargo, insistía en que esta autovía es "irrenunciable, imprescindible y urgente".

Pero estas palabras no le valen ni al PSOE ni a los alcaldes populares de la zona. El de Moaña, José Fervenza, pide más seguridad inmediata en el corredor y el de Cangas, José Enrique Sotelo, va más allá y carga contra el Gobierno de su propio partido. "No se actuó correctamente, el procedimiento que se usó no era el adecuado", apunta. La explicación del incumplimiento técnico no le parece "ni lógica ni decente". "Hubo seis meses para comprobarlo y no insistir en que se adjudicaría a final de año; será difícil que me convenzan", sostiene el regidor, quien reivindica que "O Morrazo existe, aunque para algunos no tenga importancia". Y sentencia: "Actuaremos en consecuencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 2011