Recoder avisa de que el agua volverá a subir en 2013 por encima del IPC

Más subidas en el recibo del agua en 2013. La Generalitat seguirá incrementando el canon que cobra por el agua por encima del IPC, tal como ha hecho con el gravamen en 2011 y seguirá haciendo el año que viene. En una entrevista para Europa Press, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, anunció ayer nuevos aumentos del canon. Recoder puntualizó que para el consumo básico se limitará a lo que suba el índice de precios al consumo: "En el resto de tramos no garantizo solo el IPC", avanzó el consejero. La intención de Territorio es "mantener e incrementar el carácter progresivo del canon", una medida que premia el ahorro y penaliza los grandes consumos.

El Gobierno subió el canon el 8,5%, un aumento que se comenzó a aplicar en noviembre; para enero de 2012, el gravamen subirá el 10%, aunque el incremento será progresivo, según los tramos de consumo. Para el consumo más bajo, el que según la Generalitat pagan el 65% de los catalanes, el aumento será del 3%. En total, el consumidor mínimo (menos de 27 metros cúbicos en una unidad familiar de tres personas) pasará a pagar tres céntimos más por metro de lo que pagaba hasta ahora. La subida en la factura del agua, según el Gobierno, puede ser de un euro al trimestre. Para menguar los efectos de la subida en los colectivos que más sufren la crisis, el Departamento ha iniciado un programa para que los jubilados y parados que lo soliciten queden exentos de las subidas.

Deuda de la ACA

El Gobierno justifica la subida del canon por la delicada situación financiera que atraviesa la Agencia Catalana del Agua (ACA), cuya deuda asciende a 1.300 millones de euros De estos, 298 millones vencen en 2012. "Nuestra capacidad de inversora es nula", admitió Recoder, que defendió "el trabajo muy importante de ajuste del gasto" que está haciendo la agencia.

El consejero confía en poder refinanciar parte de la deuda -la ACA negocia un préstamo sindicado de 400 millones de euros- para sobrevivir a la actual situación y volver a invertir dentro de cuatro años. Recoder aseguró que la Generalitat quiere que la ACA siga siendo pública y avanzó su intención de implantar un modelo mixto en Aigües Ter-Llobregat. El ente seguirá siendo de titularidad pública, aunque la gestión de la captación y depuración del agua puede pasar a manos privadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de diciembre de 2011.