Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los lugares de Juan Gatti | la última

Romanticismo industrial

Entre naves de motores, observatorios y paseos dominicales se mueve el diseñador gráfico y fotógrafo de la movida. Su obra se expone ahora en el Canal de Isabel II

1. Jardín Botánico. Mi sitio favorito y el de Cocolicho [su perro] para pasear los domingos. Sus pabellones son maravillosos y es un programazo ir y conocer todas las especies. Un lugar realmente poco conocido en Madrid y un must para cualquier persona a la que le guste la jardinería (mi pasión oculta).

2. Museo Sorolla. Un lugar increíble donde aún se respira el espíritu de sus habitantes (fue la casa del pintor). Me gusta pues se puede sentir lo que fue la vida de la alta bohemia de principios del siglo XX.

3. Pintores del XIX en el Prado. Me fascinan los pintores españoles de esa época como Rusiñol, Anglada Camarasa y Fortuny, del que me seduce especialmente su obra El salón japonés, y los pintores de la Escuela Española de Roma.

4. Palacio de Linares. La actual Casa de América la conocí antes de su restauración, creo que después del rodaje de La escopeta nacional, película que adoro. Me quedé fascinado con el salón chinoiserie, muy refinado, y donde he estado localizando y haciendo fotos. Se le agrega el atractivo de la leyenda urbana, en la que se le acreditan psicofonías y fantasmas y la historia del romance de la estanquera y el señorito.

5. El Rastro. Cuando llegué a Madrid era el plan del domingo de la gente más creativa. Fue una época divertidísima. La gente se reunía en la cafetería Bobia, nido de la movida y luego en el bar Los Caracoles. La sobremesa seguía en el cine Carretas. En otro plan, sigo yendo al Rastro, por mis tiendas favoritas como El Transformista y El 8, donde siempre encuentro alguna tentación.

6. Canal de Isabel II. No solo recomiendo la sala de exposiciones, donde expongo ahora, sino todo el edificio, que es divino. Tengo debilidad por los edificios industriales y este es notorio. El proyecto para convertirlo en sala de exposiciones de Rafael Doctor fue una idea brillante. El montaje de mi exposición lo planteé casi como un traje de alta costura para el edificio.

7. Residencia de Estudiantes. He ido varias veces, pues Chavela Vargas se alojaba allí cuando venía a España. Es un lugar con mucho espíritu. Pensar que allí han residido, entre otros, Dalí, Buñuel y García Lorca, y en los sueños y proyectos que se han forjado entre esas paredes, da escalofrío.

8. Observatorio del Retiro. Diseñado por Villanueva, es un lugar de difícil acceso pero que vale la pena. Es pequeñito, pero de unas proporciones notables. Me encanta el trabajo de Villanueva, arquitecto muy madrileño, constructor de sitios singulares como los jardines del Retiro, el teatro del Príncipe, el Prado o la casita del Príncipe.

9. Nave de motores de Pacífico de Metro de Madrid. Uno de mis sitios favoritos para fotografiar pues, como ya he dicho, soy un apasionado de la arquitectura industrial que desgraciadamente no abunda en Madrid. Este lugar, con sus enormes usinas y generadores, tiene un clima de romanticismo industrial y arqueología del futuro y un toque de ciencia-ficción como de Julio Verne. Aparte, como fotógrafo, me encanta la luz en las fábricas antiguas.

10. Restaurante Lhardy. Un sitio que te lleva al Madrid galdosiano. Un cocido en domingo en el salón Cordobán o un caldo en la tienda de abajo es un refinado viaje al pasado que de alguna forma sigue vivo en sitios secretos y que se resiste a la globalización (Carrera de San Jerónimo 8).

Una visita fugaz sin final

Nació en Buenos Aires en 1950. Tras unos años en Nueva York, su destino era París. Pero pasó por Madrid y se quedó. Entre sus clientes: Vogue, Lagerfeld o Elena Benarroch. Su obra, que se expone ahora, ha marcado la iconografía de las dos últimas décadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 2011

Más información