París convierte a Arias Cañete en "ministro de Exteriores" por error

Aplazada una reunión con Juppe del hombre de Rajoy

París tendrá que esperar. Miguel Arias Cañete, expresidente del comité de listas del PP y ahora emisario plenipotenciario de Mariano Rajoy para facilitar la incorporación de España al grupo noble de la zona euro que negocian Alemania, Francia e Italia, tenía previsto reunirse ayer por la mañana con el ministro de Exteriores francés, Alain Juppé. La cita se canceló "por problemas de agenda" del ministro, aseguró a este diario un portavoz del Ministerio francés de Exteriores. Sin embargo, desde el PP afirman que fue Arias Cañete el que canceló la semana pasada esa cita. La Embajada de Francia ratificó por la tarde esta versión.

"Siria, Irán, los rehenes de Malí y la crisis del euro" son algunas de las razones que alega el ministerio para aplazar la reunión. Pero, para tranquilidad de Arias y de Rajoy, el portavoz y también la Embajada de Francia aseguran que "Juppé quiere recibirle muy pronto y con tiempo suficiente para hablar de todos los temas", y recuerdan que "no solo ante la crisis del euro, Francia y España tienen línea abierta de forma permanente, y París considera a Madrid un aliado estrecho".

Arias Cañete se verá también con el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Jean Leonetti, quizá el 7 y 8 de diciembre en Marsella, durante la reunión del Partido Popular europeo a la que también asiste Rajoy.

La rocambolesca historia de las dos reuniones de alto nivel no celebradas se gestó la noche del martes, cuando la agencia France Presse lanzó a los medios de comunicación un teletipo con las previsiones internacionales para ayer que afirmaba: "Francia-Diplomacia. El ministro de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, se reúne hoy con sus homólogos español, Miguel Arias Canete (10H30), y danés, Villy Sovndal (15H15). Punto de prensa a las 16H00".

Aparte de la ausencia de la eñe en el apellido Cañete, lógica y habitual fuera de España, sorprendía sobre todo que el diputado del PP y presidente del comité electoral del partido, que suena para ser el próximo ministro de Exteriores de España, hubiera sido ascendido con casi un mes de antelación a tan apreciado cargo y nada menos que por la agencia francesa.

Pero más curioso todavía, o quizá más profético: el error, según ha podido comprobar este diario, procede en origen del propio Quai d'Orsay. La nota publicitada por France Presse se limitó a reproducir la agenda oficial del ministerio para esta semana, que fue entregada el viernes a los periodistas que asistieron a la habitual conferencia de prensa.

En las previsiones de los ministros, Arias Canete aparecía dos veces como "ministro de Asuntos Exteriores de España", relevando así antes de tiempo a la ministra saliente, Trinidad Jiménez. La nota fue corregida en la página web del ministerio.

Si finalmente el nombramiento llega a buen puerto, Arias Cañete, como viejo alumno de los jesuitas de Chamartín y diputado por Cádiz, podrá bromear con ello y decir que París bien vale... una profecía. La parte menos graciosa sería que al final no lo nombraran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de diciembre de 2011.

Lo más visto en...

Top 50