Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La petrolera Repsol aprueba un aumento del 10% en el dividendo a cuenta de 2011

El grupo Sacyr recibirá 141 millones de los 705 que se pagarán el 10 de enero

El Consejo de Administración de la petrolera Repsol YPF aprobó ayer un aumento del dividendo a cuenta del ejercicio 2011 del 10% respecto al abonado el año anterior, lo que equivale a repartir 0,5775 euros brutos por acción.

El pago se hará efectivo el 10 de enero. Si se mantiene la política de reparto, posteriormente la compañía desembolsará un importe similar al de enero, con lo que la retribución total del ejercicio se situará por encima de los 1,15 euros. Según explicó ayer la empresa, el importe del dividendo aprobado ayer "refleja la positiva evolución de los resultados de la compañía durante 2011 y es acorde con la política de disciplina financiera y adecuada retribución al accionista establecida en su Plan Estratégico". La subida del dividendo responde, según destacó también la compañía, al compromiso público de la petrolera de mejorar en dos dígitos la retribución anual. La subida decidida ayer se sumará al aumento del 23,5% acordado el ejercicio pasado, con lo que la petrolera habrá mejorado al menos un 35% el dividendo en dos años.

Para avalar el incremento de la retribución, la dirección de Repsol parte de la mejora del 6,4% en el beneficio de los nueve primeros meses, hasta 1.901 millones, y de la continuidad de su éxito en exploración, donde recientemente anunció el mayor descubrimiento de hidrocarburos no convencionales de su historia en Argentina.

El nuevo dividendo supondrá repartir en enero un mínimo de 705 millones de euros entre los accionistas. De este importe, Sacyr recibirá 141 millones por su 20%, frente a los 90,9 millones de La Caixa por su 12,9% y los 69 millones de Pemex por su 9,5%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2011