Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARIANO DURÁN | Decano de los Abogados de Valencia

"Los políticos no prestan atención a la justicia"

Mariano Durán (Valencia, 1958) cumple un año al frente del Colegio de Abogados de Valencia. Como casi todos los dirigentes institucionales, ha tenido que navegar por unas aguas muy agitadas por la crisis económica. El colegio lo ha notado especialmente en la prestación de asistencia jurídica gratuita a las personas sin recursos. Un derecho constitucional, articulado a través del turno de oficio, que los letrados valencianos cobran de los colegios y que, a su vez, debería compensar la Generalitat. El problema es que el Consell no paga y deteriora la situación financiera de los colegios.

La entrevista tiene lugar el 17 de noviembre, en una pausa del primer congreso de la abogacía que organiza el colegio. Un encuentro pegado a la realidad, organizado en mesas que analizan las últimas reformas legislativas, que ha sido un éxito de asistencia (la matrícula se cerró con 470 letrados porque no cabían más) y que Durán resume en un mensaje: "Está sirviendo para poner en valor el papel de los abogados, no tanto como colegio sino como colectivo, porque sin abogados no hay administración de justicia ni sociedades libres y justas".

"La Generalitat nos debe 10 millones por el turno de oficio de este año"

"¿Solucionaría el copago la situación de la justicia? Mi respuesta es que no"

Pregunta. La situación del turno de oficio es confusa.

Respuesta. Yo espero que la confusión de estos últimos días se calme y podamos llegar a algún punto razonable teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos todos.

P. Justicia cifra la deuda en cuatro millones y ustedes de 10.

R. La diferencia es que la consejería habla de la deuda del primer y segundo trimestre. Y los abogados decimos que del primer trimestre falta un piquito por cobrar; el segundo, está sin cobrar, y el tercer trimestre venció la semana pasada. Está vencido. Es verdad que solo una semana, pero lo está: son 90 días desde que certificas. Es un matiz al que yo tampoco daría demasiada importancia. La cuestión es llegar a un punto de cómo se paga eso.

P. Pero, ¿a cuánto asciende?

R. Estamos en torno a 10 millones, contando el tercer trimestre.

P. El Tribunal Superior de Justicia ha advertido a la Generalitat de que la falta de folios en los juzgados. ¿Tan mal está la cosa?

R. En esta comunidad y en todas, porque es un problema endémico, los responsables políticos no le prestan ninguna atención a justicia. Es la hermana pobre del presupuesto. El ministerio destina el 0,7% del presupuesto, hablo de cabeza. En las comunidades autónomas aproximadamente de ese orden, y lo que no ven es la trascendencia social. Cuando hablamos de servicios echo en falta que también hablemos de justicia. El año pasado hubo 10 millones de expedientes judiciales. Son muchos ciudadanos afectados. Pero, además, tiene un impacto económico que tampoco ven. Si pensáramos en los millones de euros que hay en los tribunales, por reclamaciones de particulares, entre empresas, de trabajadores, familias en proceso de separación y divorcio... Tiene un gran impacto económico.

P. ¿Es compatible el copago con el derecho a acceder a los tribunales?

R. Ahora ya existen las tasas. Las empresas que facturan más de seis millones, por presentar el procedimiento, tienen que pagar una tasa judicial. Y todos los ciudadanos, cuando promueven un recurso, tienen que consignar una tasa. ¿La solución es una nueva tasa o copago? La justicia, como la sanidad, se sustenta con los impuestos. Es verdad que estamos en un contexto muy complicado. Pero si la pregunta es: ¿El copago es la solución a la justicia? Mi respuesta es que no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de noviembre de 2011