Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIDAS ROBADAS

La Audiencia ordena reabrir el caso de una niña adoptada

La Audiencia Provincial de Burgos ha revocado el archivo de las pesquisas judiciales relativas al caso de María Labarga Vivanco, una niña presuntamente adoptada irregularmente, y ha ordenado que continúen las indagaciones para aclarar el asunto. "De lo obrante en las actuaciones, se deduce la existencia de evidencias delictivas que deben ser investigadas a través de la práctica de diligencias de instrucción", señala taxativamente un auto dictado por los magistrados Francisco Marín, Luis Antonio Carballera y María Teresa Muñoz Quintana.

María Labarga figura como nacida el 29 de septiembre de 1968 en una clínica de la calle de Teodoro González de Tortosa (Tarragona), aunque descubrió recientemente que lo que allí había en realidad era una fonda. Ella misma, convertida en detective, acabó destapando que su certificado de nacimiento había sido falseado y que entre los asistentes a su bautizo estaban varios familiares de los dueños de la fonda y parientes de una matrona -ahora fallecida- de la que sospecha que intervino en su adopción irregular.

Labarga denunció en noviembre de 2008 que era una niña apropiada. Durante estos tres años, la investigación apenas avanzó. En enero de 2009, el juzgado de instrucción 2 de Burgos archivó el asunto "por no aparecer debidamente justificada la perpetración del delito". La denunciante conoció este carpetazo en julio pasado e interpuso recurso, a través del abogado Guillermo Peña Salsamendi, contra esa decisión. "Eso me ha costado dinero. ¿Por qué no lo recurrió el fiscal? ¿No es él quien me representa?", se queja María.

Ahora, la Audiencia de Burgos ha revocado el archivo por verlo "prematuro e inmotivado", a la vez que ordena proseguir las investigaciones. "Ojalá se den prisa, ya que varias de las personas implicadas son muy mayores", exige María.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de noviembre de 2011