Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Europa convulsa

Berlín quiere revolucionar la Unión

El ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, cree que la crisis del euro es una oportunidad para hacer "una revolución" en Europa, y que esta debe servir para renovar los poderes y la arquitectura de la UE y avanzar hacia "una mayor integración", "renovando de forma limitada los tratados" para permitir, por ejemplo, que los países que no cumplan sus compromisos sean sancionados y que el presidente de la Comisión Europea sea elegido por sufragio universal.

En una entrevista con Le Monde, Schäuble indica que la elección democrática del presidente de la CE sería "una verdadera revolución", y anuncia que Europa deberá tener también su propio Gobierno: "No creo que esto se haga deprisa, pero el debate ha sido lanzado. Si elegimos al presidente de la Comisión al fin de una campaña electoral, Europa no será ya, después de eso, la misma Europa", dice Schäuble.

El ministro niega además que Alemania esté pensando en dividir la zona euro. "¡Por supuesto que no!", exclama. "Al contrario, París y Berlín quieren mantener la cohesión de la zona euro. No queremos dividirla sino crear los mecanismos que la hagan estable". Y añade: "El proyecto es crear reglas que nos permitan poner en marcha lo que hemos decidido en común, y queremos dar poderes suplementarios a Europa o a la zona euro para conseguirlo".

En otro pasaje de la entrevista, Schäuble afirma que Alemania y Francia "harán de todo para que Grecia siga en la zona euro, siempre que Atenas lo desee y respete sus obligaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2011