Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | Faltan 6 días

La candidata tenaz

La socialista Rodríguez-Piñero pelea contra la corriente armada con su bagaje de conocimientos económicos y su proyecto socialdemócrata

Los empresarios la elogian sin paliativos. "Es la mujer que más ha hecho por la Comunidad Valenciana desde Madrid", llegó a decir Vicente Boluda, presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). "Es una valenciana que no sufre el síndrome de Madrid", señaló, por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), José Vicente González, que en un acto organizado por la patronal y las cámaras de comercio pidió un aplauso para ella por su trabajo a favor del corredor mediterráneo. "¡No os podéis imaginar lo que ha hecho!".

Inmaculada Rodríguez-Piñero, cabeza de la candidatura socialista por Valencia, secretaria general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento hasta pocas semanas antes del inicio de la campaña electoral, no se atribuye méritos especiales de negociación para haber conseguido que la Unión Europea considere el corredor mediterráneo un eje prioritario. "Se trataba de trabajar con la metodología de la UE", ha apuntado. Y de ser tenaz, añaden algunos de sus colaboradores.

La tenacidad es la gran cualidad que destacan quienes la conocen o han trabajado con esta mujer nacida en Madrid en 1958 que desde 1981 se integró en la vida valenciana, cuando se casó con el arquitecto Luis Casado, con el que tiene dos hijos (hoy estudiantes universitarios), y se instaló en Rocafort. Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense, estudios que culminó con sobresaliente, Rodríguez-Piñero hizo un máster en Teoría Económica en Minnesota (Estados Unidos) y otro de Economía Aplicada en Grenoble (Francia), es funcionaria del cuerpo superior de la Administración de la Generalitat y ha ocupado diversos cargos institucionales, en la Administración autonómica y en la central, así como responsabilidades en el PSOE desde que en 2004 fue elegida secretaria de Política Económica y Empleo en la ejecutiva federal.

"No se puede volver a reivindicar la política que llevó a esta crisis", repite la candidata, obligada a remar contra la corriente de opinión que parece impulsar al PP de Mariano Rajoy hacia la Moncloa sobre la ola catastrófica del paro y el soplo amenazante de la recesión . "Lo que dice el PP no cuadra: dice que no habrá ajustes y, al mismo tiempo, que rebajará los impuestos", advierte Rodríguez-Piñero, que se lleva bien en lo personal con su rival del PP en la circunscripción de Valencia, Esteban González Pons. Al menos así lo proclaman ambos. Pero sería difícil encontrar dos talantes más diferentes.

Si hay algo alejado de la personalidad de esta economista obsesionada por el rigor es la frivolidad. Su imagen dura, de gestora rigurosa y exigente, arranca de los tiempos en que fue directora general de Régimen Económico de la Consejería de Educación, en los últimos años del Gobierno socialista en la Generalitat. Y se hace un poco más amable en su paso por el Ministerio de Fomento, donde ha gestionado unos recursos que pueden calcularse en más de 11.000 millones de euros.

En el seno del PSPV-PSOE es vista como una persona de la confianza de José Blanco, debido a su cargo de secretaria federal de Vivienda, Infraestructuras y Ordenación del Territorio en la ejecutiva del PSOE, de la que aquel es vicesecretario general, pero sobre todo porque es en el Ministerio de Fomento, que el político gallego dirige, donde Rodríguez-Piñero ha desarrollado su trabajo más reciente. No es, por tanto, una figura política con liderazgo en las bases del partido que encabeza Jorge Alarte, pero tampoco se trata de una desconocida, o de una recién llegada.

La defensa de una alternativa socialdemócrata contra viento y marea, que ella apoya en un bagaje de conocimientos que la ha llevado a coordinar el programa económico con el que concurre el PSOE a estas elecciones, marca sin duda su perfil de candidata. Pero la campaña le ha permitido revelar algunos aspectos menos conocidos de su personalidad. Durante su entrevista con los dirigentes de la Federació Escola Valenciana, por ejemplo, Rodríguez-Piñero comentó que, aunque sus hijos lo hablan, ella todavía no se ha lanzado a intentar expresarse en valenciano. Los miembros de la plataforma cívica le explicaron su programa de voluntariado lingüístico, en el que castellanohablantes practican la lengua autóctona en conversaciones informales con personas valencianohablantes que ofrecen su tiempo para ello. La candidata ya tiene "pareja lingüística" y no es otro que el también candidato socialista por Castellón y alcalde de Morella, Joaquim Puig.

Rodríguez-Piñero no se quedó ahí y en un acto electoral en Sueca explicó que se ha propuesto aprender el valenciano y que volverá allí para demostrarlo, aunque la suya no resulte la mejor de las pronunciaciones ni exhiba un cuidado vocabulario. En su equipo, no ponen en duda que cumplirá el compromiso. "Cuando se propone algo, lo hace", comentan de esta fumadora a la que no es difícil ver en la calle, ante la sede de su campaña electoral, apurando un cigarrillo.

Aficionada a la jardinería, a la candidata socialista por Valencia le gusta cocinar cuando tiene tiempo, un bien escaso para una persona metida de lleno en la vorágine política. Mientras tanto, se desgañita repitiendo que para salir de la crisis hay que mejorar la competitividad de la economía. "Ya no se trata de consumir más, sino de producir más y mejor, para vender más en el resto del mundo", resumía en un artículo. No ha ahorrado tampoco la crítica a la ejecutoria del PP en la Administración valenciana. Y ha demostrado reflejos frente a sus argumentos en más de un debate. En el diálogo que siguió a su intervención ante un centenar de empresarios durante el acto organizado por las cámaras de comercio y la patronal, alguien criticó la insuficiente financiación autonómica. "No hay sistema de financiación que soporte la mala gestión y el despilfarro", respondió rauda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de noviembre de 2011