Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Usuarios de quimioterapia denuncian retrasos en el tratamiento

Los usuarios del servicio de quimioterapia del Hospital Clínico de Santiago (CHUS) denuncian "falta de recursos y mala gestión de los existentes". El centro donde reciben el tratamiento "está saturado" para el número de pacientes que pasan cada jornada, que la asociación de usuarios AUSO cifra entre 100 y 150. Los pacientes explican que cuentan con 36 puestos para recibir la quimioterapia, lo que provoca "exageradas esperas de entre cinco y ocho horas". Son habitualmente seis los oncólogos para consulta "lo que implica retrasos en el inicio de los tratamientos y una disminución de la consulta a 10 minutos, de los que buena parte el médico hace gestiones en el ordenador", explica la secretaria de AUSO, Montserrat Recalde.

El hospital compostelano se abrió en 2003 y, desde entonces, "mantiene prácticamente los mismos recursos", con solo dos enfermeras más que se incorporaron para reforzar turnos. El número de pacientes, sin embargo, se ha incrementado. "Desde 2001 las sesiones de quimioterapia casi se duplicaron", afirman los usuarios. A pesar de la "actitud de buena voluntad" de la gerencia del CHUS y las reuniones que mantuvieron en el último año "no se han hecho cambios". Desde el servicio de Oncohematología afirman que en el mes de octubre pusieron en marcha una "reestructuración organizativa y de espacios". Algunas consultas se trasladarán y el hospital de día quedará reservado para los tratamientos, explican. "Esto supondrá una reducción de más de un tercio de los pacientes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2011