Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno impulsa el debate social sobre la inmigración

Zubero e Innerarity encabezan una comisión de expertos

Con la idea de alcanzar un compromiso para lograr la convivencia, integración y cohesión, el Gobierno impulsa un debate social en torno a la inmigración. Con este motivo, ha creado una comisión de expertos, liderados por los profesores universitarios Imanol Zubero y Daniel Innerarity, que presentará a mediados del próximo mes de diciembre un primer borrador con las líneas generales del que será el Pacto Social para la Inmigración en Euskadi. El texto será discutido y desarrollado con el resto de agentes sociales implicados, desde instituciones a asociaciones de inmigrantes.

"Los inmigrantes no son otros, sino que forman parte de nosotros", destacó ayer la consejera de Asuntos Sociales, Gemma Zabaleta, durante la rueda de prensa de presentación celebrada ayer en Bilbao. Con este objetivo, se trata de "poner en valor los aspectos que redundan en la mejora de la sociedad vasca", como "la aportación de la inmigración al crecimiento económico, al cuidado de las personas, o al rejuvenecimiento de una sociedad envejecida".

El objetivo es lograr un compromiso de convivencia, cohesión e integración

El acto busca principalmente que las partes implicadas asuman unos "compromisos" en relación con la convivencia, incidiendo en los "principios y la pedagogía", aunque también contendrá "acciones concretas". Sin embargo, la mayoría de estas se incluirán en el Plan de Inmigración, Ciudadanía y Convivencia Intercultural 2011-2013 que hoy aprobará el Gobierno vasco, y del que el propio pacto forma parte.

Para lograr sus objetivos, el pacto busca establecer un diagnóstico compartido sobre los retos y oportunidades que el fenómeno de la inmigración plantea en Euskadi.

A partir de él, tratará de "generar una visión lo más ampliamente posible compartida sobre el modelo de integración" que garantice la convivencia intercultural y la cohesión social. Por último, acordará las líneas principales de un modelo participativo de gobernanza de las políticas públicas de integración. De este modo, el Gobierno busca dar respuesta a un fenómeno, el de la inmigración, que "es un hecho", tal y como ha destacado Imanol Zubero. "La sociedad vasca va a ser cada vez más diversa y plural", y "esa diversidad es una oportunidad para la sociedad vasca", aseguró. "Estamos condenados a entendernos", y para eso es necesario "pasar de extraños a vecinos", sostuvo.

Actualmente viven en Euskadi casi 145.000 inmigrantes, el 6,6% del total de la población. El mayor flujo llegó en el bienio 2005-2006 y, desde entonces, el número se ha ido estabilizando. El país de origen mayoritario es Rumanía (un 11,2%), seguido de Marruecos (10,08%) y Colombia (8,4%).

Un estudio realizado por la Dirección de Inmigración concluye que los inmigrantes llegan a Euskadi para trabajar. Una de las ideas que el estudio destierra en buena parte es la existencia de un efecto llamada impulsado por la concesión de ayudas sociales. Los datos reflejan que tan solo el 7,1% de las personas encuestadas menciona las ayudas como uno de los factores que les han atraído a Euskadi. Un 44,7% busca mayores oportunidades de encontrar trabajo que en otras regiones españolas o la red de personas conocidas, un 68,7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de noviembre de 2011