Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | El cara a cara Rajoy-Rubalcaba

Rubalcaba: "Usted bajará la prestación a los parados" Rajoy: "¡Siembra insidias!"

Los candidatos se enfrentaron con más dardos que cifras durante casi dos horas de debate - El líder del PP censuró la gestión pasada, el del PSOE alertó sobre el futuro

Casi como un partido de fútbol. Una hora y 48 minutos de debate, con 12 minutos de descanso. Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy se estrenaron ayer en el primer y único cara a cara de estas elecciones entre los dos candidatos a presidir España. Lo que sigue es un resumen del intercambio de argumentos entre los cabezas de lista del PP y del PSOE.

ECONOMÍA Y EMPLEO

"¿Va a tocar la prestación? ¿Va a subir el IVA?"

Mariano Rajoy. Hay más de cinco millones de personas que no pueden trabajar. El Gobierno no ha sido capaz de corregir la situación y esa desconfianza y su incapacidad para enderezar las cosas es lo que ha forzado adelantar las elecciones. Lo que se vota el próximo 20-N es si queremos continuar por la misma senda o cambiar de rumbo. No podemos prolongar más esta situación porque nos jugamos mucho. Propongo un cambio que nos permita, primero, detener la caída, luego crear empleo y asegurar las pensiones, la sanidad y la educación.

Rubalcaba: "Pediré retrasar dos años el ajuste y un plan de 70.000 millones"

Rajoy: "Lo que hay que hacer es una política diferente a la que han hecho"

Rubalcaba: "Mi mayor objetivo es preservar la sanidad pública"

Rajoy: "No hay privatización de la sanidad, hay gestión privada"

Rajoy: "Yo no soy como usted. Congeló las pensiones y no iba en el programa"

Rubalcaba: "Su programa está escrito con deliberada ambigüedad"

Alfredo Pérez Rubalcaba. Vengo a este debate a hablar con claridad, a contraer compromisos y explicarlos. España sufre una crisis profunda, son millones los españoles que han perdido los puestos de trabajo después de la crisis que se inició en Estados Unidos hace tres años. El problema más grave es que hemos sufrido una recaída este verano. Si soy elegido, buscaré un acuerdo para el empleo con partidos, sindicatos e instituciones. Intentaré reorientar nuestra economía, el control del gasto público y los incentivos necesarios para crear empleo. Y garantizar los servicios públicos, sanidad, educación, pensiones y protección al desempleo. Usted lleva tres años diciendo que el único problema es el Gobierno y sugiriendo que, si cambia el Gobierno, cambiarán las cosas. Y eso es falso. Usted hoy no va a poner soluciones encima de la mesa porque si cuenta lo que tiene en la cabeza, ni sus propios electores le darán el voto, y por eso estará callado. Yo voy a explicarlo. Hemos tenido una crisis en Grecia que nos ha obligado a hacer un esfuerzo terrible de ahorro para demostrar que somos solventes. La crisis en Grecia no la hemos resuelto y algo tiene que ver en la recaída de este verano. Nuestros bancos deben mucho porque se endeudaron mucho por la llamada burbuja inmobiliaria que crearon ustedes y nosotros tardamos mucho en pinchar. Estas políticas de ajuste no conducen al crecimiento, y el resultado en España es que se ha destruido empleo una vez más. Nos hemos pasado en la dieta adelgazamiento y estamos llegando a la anemia que solo se cura con más vitaminas. Si no hay inversión, no se crea empleo. Ese es nuestro problema. Yo sería partidario de pedir a Europa que retrase dos años el ajuste hasta 2015, le pediría al Banco Central que baje más los tipos de interés, y al Banco Europeo de Inversiones que hiciera una gran Plan Marsahll con 70.000 millones. Una cosa más, he leído su programa con interés y hay una frase que querría que me explicara: "Facilitaremos la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras", lo que se conoce como activos tóxicos. ¿Está pensando en pagar con dinero público el resultado de la especulación de su ley de 1998, los llamados activos tóxicos? Yo no estoy de acuerdo. Que cada palo aguante su vela.

M. R. Hasta ahora los únicos que han aportado dinero a los bancos han sido ustedes. Yo lo único que quiero es que se pongan esas viviendas a la venta. Usted es corresponsable con el señor Zapatero de esas políticas. Quiero salir al paso de las excusas del señor Rubalcaba, que ha hablado de Estados Unidos, de Grecia, parece que el Gobierno no tiene responsabilidad y eso no se lo acepto. Cuando empezó la crisis tenían la misma tasa de desempleo Alemania, Francia y España, el 8,2%. Ellos siguen ahí y nosotros hemos llegado al 22%, 14 puntos más, tres millones más de paro. No se ha sabido gestionar bien la economía. Dice que la burbuja inmobiliaria la inició el PP. El año que más viviendas se iniciaron fue 2006, 2005 y 2004, cuando gobernaban ustedes. Hay más de cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden, tres millones más que hace cuatro años, la cifra más alta de la historia de España, el 45% de los jóvenes no pueden trabajar. Ha caído la inversión, el consumo, el déficit, la deuda... Este es su balance, señor Pérez Rubalcaba. Y lo peor son las dudas que se han generado sobre la economía. Y la desconfianza que ustedes han echado sobre el conjunto de los españoles. Primero negaron la realidad, dijeron que no había crisis, y luego equivocaron las medidas y creyeron que gastando todo reactivarían la economía, y nos metieron en un déficit público descomunal. Y a partir de ahí comenzó una etapa de gran confusión, rectificaciones... Hay que hacer es una política económica diferente de la que ustedes han hecho.

A. P. R. El Gobierno no le ha dado dinero a los bancos. Lo primero que ha dicho es una falsedad. Los españoles esperan de usted y de mí algo más, que diga lo que va a hacer con este país y con la economía. Yo lo abordaría así. En 2012 y 2013 le diría a todas las empresas que creen un nuevo puesto de trabajo, que la Seguridad Social se la paga el Estado. Y si hacen un contrato de formación, también pagaríamos la Seguridad Social. ¿Y cómo lo pagaría? Con el impuesto de grandes fortunas que crearía nuevo para sustituir al impuesto de patrimonio, para decirle a la gente que tiene recursos que tienen que echar una mano. Crearía un impuesto a los bancos, como han hecho Francia o Gran Bretaña, para financiar los contratos. Le voy a hacer otra pregunta. A la primera no me contestó, a ver si tengo más suerte. hemos leído en un periódico argentino que usted ha dicho que va a revisar el seguro de desempleo. ¿Tiene eso en la cabeza?

M. R. Su única estrategia es echarle la culpa al PP, a Estados Unidos, a Grecia, a los especuladores. Entonces para qué sirve el Gobierno de España. El suyo sirvió para empeorar las cosas. Ahora nos viene prometiendo una serie de cosas. ¿Y por qué no lo hizo antes? Y nos dice que lo van a financiar con el impuesto a las grandes fortunas y a los bancos. ¿Por qué no lo han hecho antes? Fueron ustedes los que suprimieron el impuesto de Patrimonio y ahora nos habla de las grandes fortunas. En un año cambian tres veces de opinión. Ustedes han subido los impuestos especiales a todo el mundo y de los ricos nada. Solo se acuerdan de los ricos en campaña electoral, pero han congelado las pensiones, han bajado los sueldos a los funcionarios. Sabía que iba a traer lo del subsidio de desempleo. El redactor de La Nación me envió una carta diciendo que era un error de interpretación lo que escribió. Cómo me puede hablar del desempleo. El mayor recorte que se hizo al desempleo fue un decreto de 1992 que usted votó. Dígame un recorte que haya hecho yo en el seguro de desempleo. Hicieron una reforma laboral que ha provocado más paro y ha abaratado el despido. Son maestros en decir una cosa y hacer la contraria.

A. P. R. Sé lo que usted intentó hacer en 2002, que fue recortar el desempleo. Y más trascendente, lo que pone en su programa. Solo habla de la prestación por desempleo para anunciar un cambio para poner en marcha un sistema de capitalización. ¿Lo ha leído usted? El actual sistema es de reparto, si pasamos a capitalización, la gente pierde una parte del desempleo. ¿Va usted a cumplir su programa?

M. R. Usted miente. Usted está dejando caer una insidia, lo que no me sorprende. No voy a modificar el seguro de desempleo. Aquí los únicos que lo han modificado han sido ustedes. Una de las razones de que España se haya convertido en el país con más paro es porque teníamos una legislación laboral antiflexible y el ajuste se hizo con parados. Usted se ha quedado en el siglo XIX. Es lo que se hace en todos los países del mundo.

A. P. R. ¿Va a bajar la prestación por desempleo, sí o no?

M. R. No vamos a reducir las prestaciones por desempleo. Tiene gracia que me hable de seguridad. ¿Cómo tiene la osadía? Ha sido usted vicepresidente de un Gobierno que ha provocado tres millones de parados. Usted no tiene credibilidad. Le voy a decir lo que voy a hacer. El objetivo es crecimiento económico y empleo. A la gente, el empleo le permite ser útil. Para eso hace falta confianza. Y para eso hace falta un cambio político. La política económica requiere orden, para dar certidumbre, seguridad. No es cuestión de una, dos o tres medidas. El primer punto del plan es controlar el gasto público, no gastar lo que no se tiene. Si las Administraciones son austeras, el crédito que se llevan hoy las Administraciones podrá fluir a las empresas y familias. El crédito subió 93.000 millones a las Administraciones gobernando ustedes y bajó en 57.000 millones a las familias y empresas. Hay que fijar techo de gasto y endeudamiento a todas las Administraciones.

A. P. R. Usted va a cambiar el sistema de prestaciones por desempleo, las va a bajar. Creo que va a ser así (...). Hay que ver si las fuerzas armadas no merecen un replanteamiento, como ha hecho Alemania. Y cambiar el impuesto de sociedades, donde las grandes empresas desgravan mucho y las pequeñas nada. Es absolutamente necesario decirle a Europa que retrase dos años el ajuste. Esa discusión se va a abrir paso. Las casas de 2005, por cierto, se empezaron en 2002. Lo que no hay que hacer desde luego es volver a las deducciones de vivienda por encima de los 30.000 euros porque es cebar la bomba inmobiliaria. Me gustaría saber qué va a hacer con el IVA. Uno de sus ministrables, el señor De Guindos, en una reunión dijo que había que subir el IVA. Y ya que estamos de aclaraciones sobre un programa que no dice nada y es ambiguo, por qué no nos aclara si va a subir el IVA. ¿Lo va a subir o no? Creo que subirá el IVA.

M. R. Yo no soy como usted. Usted le bajó el sueldo a los funcionarios, eliminó el cheque bebé y no lo llevaba en su programa. Subió el IVA y no lo llevaba en su programa y congeló las pensiones y no lo llevaba en su programa. No me confunda, lo que no llevo en mi programa no lo haré. El IVA no se pagará hasta que no se cobren las facturas. El autónomo que contrate a un primer trabajador tendrá una ayuda de 3.000 euros. Y por lo visto, usted quiere seguir gastando y eso es una política económica equivocada.

POLÍTICAS SOCIALES "La sanidad se sostiene creando empleo"

Mariano Rajoy. Hay que garantizar el sistema público de pensiones y el sistema sanitario público. Y los servicios para las personas dependientes. Dicho esto, el principal problema es conseguir el dinero. Si no hay dinero, las cosas se complican. Y para que las Administraciones tengan dinero es necesario que haya empleo. Con empleo se pueden sostener mucho mejor los servicios públicos. Por eso la garantía del mantenimiento de las políticas sociales es una buena gestión de la economía. Este Gobierno ha hecho los mayores recortes sociales de la historia de la democracia...

Alfredo Pérez Rubalcaba. Lo más importante para los ciudadanos en este momento es la sanidad. Mi mayor objetivo es preservar la sanidad pública. Yo he hecho una propuesta de financiación: ahorro, subir los impuestos a los que fuman y a los que beben, salvo vino y cerveza, y que las comunidades gasten el dinero en sanidad. Me preocupa la privatización, señor Rajoy. Empieza a haber una presencia muy importante de lo privado en la sanidad en algunas comunidades. Los hospitales privados se están quedando con los enfermos menos costosos y derivan los más caros a la pública. Si eso se consolida, el sistema público quebrará. Sería la ruina de la sanidad pública.

M. R. Si le preocupa tanto la sanidad pública, ¿por qué han reducido las partidas un 8,2% en este último presupuesto? ¿Sabe cómo se financia la sanidad? Creando empleo. Si se crea empleo, sube la recaudación de impuestos y con eso se financia. Eso es de sentido común. Yo quiero hablar también de las pensiones. Ustedes por primera vez en la historia han congelado las pensiones. Yo anuncio que no voy a congelar las pensiones. Yo voy a cumplir la ley de 1998. Voy a mantener el poder adquisitivo de las pensiones. En sanidad y en pensiones, lo importante es una política económica que cree empleo. Si no se gestiona bien la economía, será más difícil.

A. P. R. En su programa no se habla ni una vez de financiación de la sanidad pública. ¿Sabe por qué? Porque no les preocupa. En el presupuesto de la Comunidad de Madrid ha subido un 30% el dinero para la sanidad privada y baja un 2% el de la pública. En cuanto a las pensiones: ustedes, en ocho años, mejoraron cinco puntos el poder adquisitivo de los tres millones de pensiones mínimas. Nosotros lo subimos 27 puntos. Eso es ocuparse de las pensiones mínimas. En la página 116 de su programa dice que cada dos años presentará al Congreso un informe que evalúe la situación de las pensiones para asegurar su sostenibilidad. ¿Qué quiere decir eso? ¿Cada dos años va a revisar el sistema de pensiones? Le diré lo que va a hacer usted: si el sistema va mal, van a cambiar las condiciones de jubilación.

M. R. La sanidad pública se financia con impuestos, se lo he dicho claramente. Si no hay empleo, tendrán menos dinero las autonomías. Yo no conozco que haya privatización de la sanidad. Hay gestión privada. Y en todas las comunidades: en Cataluña, donde ustedes gobernaron ocho años, en Andalucía... Lo hace todo el mundo. Aquí de lo que se trata es de garantizar la sanidad universal y gratuita para todo el mundo. Sobre las pensiones: ustedes dejaron quebrado el sistema en 1996...

A. P. R. ¡Que no, hombre, que no! ¡Que era un problema de contabilidad!

M. R. Pues tuvimos que pedir un crédito... Ustedes han congelado las pensiones porque han querido. Nosotros le propusimos una alternativa y no quisieron. Yo voy a mantener el poder adquisitivo de las pensiones. Usted puede tener muy buenas intenciones, pero si no sabemos gestionar la economía, y no creamos empleo, tendremos un problema muy grave.

A. P. R. No me aclara lo de las pensiones, lo de revisarlo cada dos años. Levante ese velo de silencio, esa ambigüedad...

M. R. Pero cómo me pueden hablar de pensiones ustedes...

A. P. R. Veo que me he leído su programa mejor que usted. Está redactado de forma deliberadamente ambigua, deliberadamente peligrosa. Dígame, ¿qué quiere decir lo de los dos años? ¿Que cada dos años va a revisar el sistema de pensiones? Dígaselo a los españoles que están a punto de jubilarse. Usted aquí viene a sembrar la incertidumbre: sobre los parados, sobre los convenios laborales, sobre las pensiones...

M. R. Aquí el único que siembra es usted: ¡siembra insidias! ¡Me acusa de que no me interesa la sanidad pública! Quiero hablar de educación. Tenemos un problema de calidad muy grande. Ustedes decretaron que se podía pasar con cuatro suspensos, no se reconoce al alumno que se esfuerza, han socavado la autoridad de los profesores, no han querido poner inglés desde los tres años... Y hacen recortes en educación este año. ¿No cree que sería bueno que la ley de educación que ustedes derogaron nada más llegar al Gobierno entrara ahora en vigor?

A. P. R. Le he hablado de hospitales que derivan enfermos...

M. R. Eso es otra insidia. Deme los datos...

A. P. R. Y le digo que hay colegios concertados que están derivando a los hijos de los inmigrantes a la enseñanza pública. El 80% de los hijos de inmigrantes está en la escuela pública. Eso es una política deliberada. Y eso es lo que plantean ustedes en la sanidad: mantener el negocio de la privada. Me habla de la autoridad de los profesores, ¡cuando tiene una presidenta autonómica que los llama vagos, que los pone a caldo!

M. R. Eso es falso.

A. P. R. En Madrid hay una desgravación fiscal a los colegios de élite...

M. R. Falso. ¡Hay ayudas para uniformes y clases de idiomas!

A. P. R. No, ¡es para colegios de élite! Eso sí que atenta contra la igualdad de oportunidades. Le digo a los españoles que, con ustedes, la educación y la sanidad públicas no están garantizadas.

DERECHOS, DEMOCRACIA "Tranquilice a las parejas homosexuales"

Alfredo Pérez Rubalcaba. Han estado ustedes en contra de todas las leyes: bodas gays, investigación con células madre, la píldora poscoital, el aborto... No han dejado títere con cabeza. Son intervencionistas en la vida privada: no permiten que dos hombres se casen, que una mujer interrumpa su embarazo, que una persona muera sin dolor... Tranquilice al menos a las parejas homosexuales, dígales que va a retirar el recurso ante el Constitucional a la ley que les permite contraer matrimonio.

Mariano Rajoy. Yo llevaba en mi programa de 2008 las uniones de hecho con los mismos derechos jurídicos. Le dije a Zapatero: ¿Qué te parece si las llamamos uniones de hecho, que es algo que va a apoyar la mayoría de la gente? Si solo era cuestión del nombre... El señor Zapatero no quiso. Hay un recurso puesto y esperaremos a lo que nos diga el Constitucional.

A. P. R. Ha llegado la hora de que revisemos el sistema electoral. Probablemente para revisar nuestra proporcionalidad, y para desbloquear las listas. También tenemos que hablar de los horarios laborales en España, para que las familias estén más con sus hijos. Hay que trabajar en materia de igualdad.

M. R. En eso estoy de acuerdo: las mujeres siguen conciliando más que nosotros. Yo tengo entre mis colaboradoras a mujeres muy competentes que tienen que llevar su casa, cuidar sus niños... Es verdad que en Europa tienen otros horarios. Sobre este asunto estoy dispuesto a hablar. Y quiero que hablemos de la reforma de las administraciones. Propongo un plan de ahorro del sector público, un pacto territorial por la austeridad, la eliminación de duplicidades. Yo no soy partidario de suprimir las diputaciones, supongo que ustedes lo son ahora porque las han perdido todas. Los pueblos pequeños morirían sin ellas.

A. P. R. ¡Pero si todas las comunidades tienen delegaciones provinciales! Estamos duplicando servicios, señor Rajoy.

M. R. Pues no deben hacerlo, esa es la modificación que hay que hacer.

A. P. R. De los pueblos pequeños claro que hay que ocuparse, pero pueden ocuparse perfectamente las comunidades autónomas. ¡Estamos duplicando!

FIN DE ETA "Pase lo que pase, colaboración"

A. P. R. Esto está encauzado. Me parece que debemos celebrarlo aquí y acordarnos de las víctimas. Pase lo que pase, le ofrezco mi colaboración: si estoy en la Presidencia, le llamaré para dar los pasos que haya que dar; si estoy en la oposición, contará con mi colaboración.

M. R. Yo haré exactamente lo mismo. Haré un esfuerzo para terminar definitivamente con la banda terrorista.

INTERVENCIÓN FINAL Cambio o confianza

M. R. España necesita un cambio, y con urgencia. Les propongo que trabajemos juntos para poder preservar la educación, la sanidad, las pensiones. Para que España levante cabeza y lo haga con orgullo. Sera difícil. Pero mi partido y yo tenemos experiencia y estamos preparados. Se puede hacer. Tenemos una gran oportunidad. Somos una gran nación que no se rinde nunca. Estamos a su disposición.

A. P. R. Yo sobre todo les pido que voten el día 20. Sé que estamos pasando una situación muy difícil, pero la indiferencia no resuelve los problemas. Con la abstención no se dan becas ni se mejora la democracia. Tenemos que salir de la crisis y hacerlo juntos. Pero no se puede resolver la crisis poniendo en cuestión la protección social. Yo no tengo la solución a todos los problemas, pero sé reaccionar, jamás me arrugo, no me echo atrás, no soy pasivo. Creo que en este momento hay que actuar en vez de dudar. España es un gran país. Merece la confianza, y la mía la tiene. Hay dos posibles Gobiernos. Yo creo que podemos salir de la crisis sin que nadie quede atrás, abandonado a su suerte. Ese es mi compromiso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de noviembre de 2011