Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El BCE duplica con creces la compra de deuda en la primera semana de mandato de Draghi

El Banco Central Europeo (BCE) ha adquirido en la primera semana de presidencia del italiano Mario Draghi más del doble de deuda soberana que en la semana anterior. La institución destinó la semana pasada 9.520 millones de euros a comprar deuda de países de la zona euro, una maniobra destinada a reducir la elevada rentabilidad que se exige ahora a los títulos de los países en dificultades. La cantidad representa una subida del 138% sobre la semana anterior, según informó ayer el BCE. Aunque el organismo nunca dice los países beneficiarios de esas operaciones, lo más probable es que se trate de bonos italianos y españoles, los más castigados por la crisis de deuda.

Las cifras revelan un importante impulso a este programa de compra de bonos, reactivado a principios de agosto ante la presión de los inversores contra la deuda italiana y española. Pese a que en su primera comparecencia del pasado jueves, tras el Consejo de Gobierno del BCE, Draghi anunció que esas intervenciones serían limitadas y temporales, la cifra adquirida en la primera semana de mandato es la más elevada desde mediados de septiembre.

Con las compras de la semana pasada, el BCE acumula ya tres meses de intervención ininterrumpida en los mercados secundarios de deuda para paliar los elevados intereses exigidos a la deuda de países con dificultades. Desde el lanzamiento de este programa, en mayo de 2010, la autoridad monetaria ha adquirido bonos por valor de 183.000 millones. Más del 60% de esa cantidad se ha comprado desde el pasado 8 de agosto, cuando el organismo anunció la reactivación del programa.

A cambio, y para evitar que la entrada de esas cantidades de dinero provoque inflación, el BCE realizará hoy un drenaje de liquidez por ese mismo importe (183.000 millones de euros), de forma que se neutralice la inyección de dinero. El banco central ofrecerá a las entidades financieras depósitos a una semana con un interés máximo del 1,25 % para que retiren esa liquidez de la circulación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de noviembre de 2011