Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011

El 72% considera que la cifra de paro seguirá igual o subirá aún más

Un sondeo de Metroscopia revela el pesimismo de los españoles ante la crisis

Nunca antes los españoles habían sido tan pesimistas ante la crisis. Nunca antes se habían celebrado unas elecciones generales en un clima tan negativo por la crisis económica, porque nunca antes había habido cifras tan negativas en España. Por eso, según una encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, el 93% de los españoles considera que la situación económica es mala y, lo que es peor, todos los porcentajes indican que ese pesimismo se proyecta hacia el futuro.

Estos datos eclipsan y ensombrecen la campaña, que se iniciará la medianoche del jueves al viernes, y hacen que cualquier otro asunto sea casi irrelevante a la hora de decidir cuál de los dos grandes partidos estará en condiciones de gobernar después del 20 de noviembre. Reducen a escombros las intenciones de los candidatos para colocar mensajes distintos a los del paro y la crisis económica. El derrotismo hace que el 90% de los encuestados asegure que no le sorprendió en absoluto el dato de los casi cinco millones de parados conocida el viernes. El 86% de los votantes del PSOE asegura que daba por hecho que se alcanzaría esa cifra.

El 93% considera que la situación económica de España es mala

Los votantes del PP son más pesimistas sobre la solución del desempleo

El efecto de este clima en el resultado electoral no es difícil de adivinar y coincide con expectativas de diferencias en favor del PP que superan todas las que se han registrado hasta ahora en democracia. Los sondeos de Metroscopia sitúan esa ventaja en 15 puntos desde hace meses, una distancia tan enorme como que en la mayoría absoluta del PP de 2000 la diferencia fue de 10,43 y provocó un cataclismo en el PSOE.

De acuerdo con la encuesta, el 73% de los españoles dice tener alguien en su entorno, amigo o familiar, en paro. Es decir, es un problema que no requiere ser publicitado o utilizado por los partidos en campaña, porque ya está en la vida diaria de los ciudadanos. Por eso, el 72% contesta que el paro va a seguir igual de alto o, incluso, puede subir durante bastante tiempo aún. Esta impresión remite a los datos de resignación de los votantes de la izquierda sobre un triunfo de Mariano Rajoy que muestra cada mes del barómetro de Metroscopia. Y también a la enorme dificultad de Alfredo Pérez Rubalcaba para movilizar a los votantes de la izquierda en este clima. No obstante, los votantes del PP parecen no tener tampoco confianza en Rajoy o, al menos, se curan en salud sobre las dificultades para enderezar la crisis, porque un 75% de ellos augura que el paro seguirá aumentando, un porcentaje superior al de electores del PSOE.

Al 60% de los españoles le provoca mucha o bastante inquietud la posibilidad de quedarse en el paro, aunque el 67% considera que es poco o nada probable que pueda perder su trabajo en un futuro cercano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de noviembre de 2011