Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ocio

¡Visitantes al tren!

El Museo del Ferrocarril celebra una jornada de puertas abiertas para conmemorar el primer trayecto peninsular sobre raíles, en octubre de 1848

España, con 2.665 kilómetros de AVE en servicio, es el país europeo con más tramos de alta velocidad ferroviaria y segundo en el mundo, por detrás de China. Pero la historia ferroviaria española comenzó el 28 de octubre de 1848, una industria con más de un siglo a sus espaldas que cumple 163 años.

El primer trayecto en locomotora de la Península recorrió 26 kilómetros, la distancia entre Barcelona y Mataró, en 35 minutos. Los usuarios de la red catalana de Cercanías suelen repetir, con bastante humor y todavía más mala leche, que más de 160 años después al tren le cuesta 45 minutos realizar el mismo itinerario.

Para conmemorar la efeméride el Museo del Ferrocarril, ubicado en la antigua estación de Delicias, celebra hoy una jornada de puertas abiertas que incluye visitas guiadas, talleres, sorteos y recorridos en tren. Uno de ellos hará su entrada en el andén a ritmo de jazz y acompañado por un escuadrón de la Policía Montada.

La estación de Delicias, inaugurada en 1880, forma parte del patrimonio ferroviario en sí misma. Unas 100.000 personas visitan cada año esta construcción de hierro que ha sido espectadora hasta de la historia de amor (entre cámaras, focos y claquetas) de Yuri y Lara, los protagonistas de la película Doctor Zhivago. Este año ha ampliado su valor histórico con la apertura de la biblioteca del museo, más de 90.000 títulos entre los que destaca el estudio del primer trayecto en tren de la Península. Un volumen de duras tapas rojas y papel amarillento que la coordinadora de los recursos documentales, Ana Cabanes, enseña con mimo. "Tenemos un fondo único en España y uno de los mejores de Europa", explica el director del museo, Miguel Muñoz.

Uno de los atractivos del recinto es su capacidad para trasladar al visitante a otra época. Locomotoras de carbón, grandes chimeneas de hierro, vagones de madera, sonidos de silbato o un coche-cafetería con aire de Orient Express. El museo tiene mucho éxito entre los niños, casi la mitad de sus visitantes, y por eso programa una oferta dedicada al público infantil: talleres, un circuito con vías de 12 centímetros, maquetas en movimiento e incluso una cabalgata de Reyes a bordo del tren cada 5 de enero. "A los niños les fascinan las locomotoras. Cuando organizamos concursos de dibujo, todos pintan el AVE echando humo".

Una estación, dos museos

- Alfonso XII inauguró la estación de Delicias, una construcción dirigida por el ingeniero Emile Cachelievre, el 30 de marzo de 1880

- El recinto cerró el 1 de julio de 1969, y en diciembre de 1984 volvió a abrir sus puertas como Museo del Ferrocarril. Una parte del edificio alberga el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 2011

Más información