Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Lo mejor de lo mejor

La música y la danza son históricamente las mejores cartas de presentación rusas. En el Liceo de Barcelona el Ballet del Teatro Mariinski (del 21 al 27 de noviembre) revisará uno de los grandes clásicos de la escuela rusa: el drama romántico oriental El corsario (1859), basado en un poema de Lord Byron, con música de Adolphe Adam. En la versión posterior representada se agregaron las partituras de Cesare Pugni, Léo Delibes, Riccardo Drigo y Pavel Oldenburgsky. También el Liceo recibirá el 1 de noviembre a Svetlana Zakharova -primera bailarina de Bolshói- junto a otros compañeros de la compañía que representarán clásicos como Don Quijote y Scherezade o piezas modernas como La lista de Schindler. Zakharova actuará, asimismo, junto a otros solistas del Bolshói y Mariinski en la Gala del Ballet Ruso que se celebrará el 5 de diciembre en el Teatro Real. Su programa aún no se ha dado a conocer.

MÁS INFORMACIÓN

La Orquesta Sinfónica Ilya Musin ha elegido para el concierto extraordinario del Año dual Rusia-España, el 19 de noviembre en el Auditorio Nacional, el drama jocoso Obertura de Don Giovanni, de Mozart (1756-1791); la Sinfonía Española de Édouard Lalo, y la Sinfonía número 6 de Piotr Ilich Chaikovski, la preferida del compositor. Un día antes se escuchará allí la Sinfonía número 9 de Dvorak y la Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Rachmaninov, por la Sinfonietta de Sofía, que viajará el 19 al Palau de Barcelona. Y, a su vez, el Sherezade de Rimski-Kórsakov y el Concierto para piano número 2 de Rachmaninov se oirán el 11 de noviembre en este escenario madrileño y el 12 en el barcelonés.

También el circo está presente. El teatro Compac Gran Vía de Madrid acoge hasta mañana Donka, una carta a Chéjov, escrita y dirigida por Daniele Finzi Pasca, autor de algunos espectáculos de El Circo del Sol. Bailarines, acróbatas y malabaristas descodifican sus escritos con música de Maria Bonzanigo en un montaje que irá en febrero a San Sebastián, Bilbao y Valladolid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 2011