Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la espera de terrenos en O Salnés

Era cuestión de tiempo que la oposición sacudiera a Feijóo, apoyándose en las críticas de alcaldes de su propio partido en el Salnés por no acometer la reforma del hospital comarcal. A la primera de cambio, en la sesión de control al Gobierno, el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, aseguró ayer que la dimisión de la conselleira Pilar Farjas ya la pide ahora hasta el Partido Popular. En una intervención plagada de descalificaciónes a la gestión de Sanidade, Aymerich lamentó la sucesión de recortes que lleva a cabo este departamento y que cifró en 243 millones de euros "además de otros 400 que se dejaron de invertir". También urgió al departamento de Farjas a publicar los datos de las listas de espera, que acumulan ya 25 días de retraso, y deslizó la idea de que la Xunta podría estar maquillándolos. En su escaño, mientras el diputado nacionalista se dirigía al presidente, Farjas se encogía de hombros.

Feijóo contrapuso su gestión a la que está haciendo CiU en Cataluña con cierre de alas enteras de hospitales y de quirófanos, y añadió que su Ejecutivo construye 19 centros de salud que aún no ha licitado, además de los hospitales de Vigo, cuyas obras sí han comenzado, el de Pontevedra, todavía sin contratar, y la reforma de los complejos de Ourense y A Coruña. Cuando se le preguntó por el del Salnés, cuya remodelación reclama la Mancomunidad de municipios, el presidente prometió que su ampliación se llevará a cabo "cuando haya terrenos suficientes" para hacerlo. Luego celebró que los regidores populares defiendan la sanidad "de verdad y no solo de boquilla". Aludía a las protestas de los últimos días contra su propio Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de octubre de 2011