Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TY BURRELL | Actor

"Modern family' ha ayudado a abrir mentes muy conservadoras"

Las familias poco convencionales de Modern family (jueves a las 21.30 en FOX y martes a las 22.00 en Neox) se han metido en los corazones de miles de espectadores. La serie -que en EE UU ya va por su tercera temporada- también le ha hecho su particular electrochoque al género de comedia, que no atravesaba su mejor momento. Prueba del éxito es que todos los adultos del reparto estaban nominados en la pasada edición de los premios Emmy. El actor Ty Burrel (Phil Dunphy) le arrebató el honor a sus tres compañeros y se llevó el Emmy a mejor actor secundario. La serie logró cinco premios en total.

Burrel, de 44 años, era un actor de segunda cuando los creadores de la serie le dieron la oportunidad que llevaba años esperando: un personaje cómico. El actor, que interpretó al malo de El increíble Hulk, estaba harto de hacer de villano. "Mi frente tipo Frankenstein no ayudaba mucho", bromea al teléfono. En Modern family se mete en la piel de un agente inmobiliario felizmente casado con su novia de juventud, padre de tres hijos y en una continua lucha -llena de derrotas- por ganarse a su suegro y ser guay.

"Nuestros guionistas sacan muchas tramas de sus familias"

Pregunta. Prácticamente todo el reparto estaba nominado al Emmy, menuda situación.

Respuesta. Fue surrealista. Me falta amor propio, estaba seguro de que se lo iba a llevar Ed O'Neill (Jay en la serie).

P. ¿Qué tiene usted en común con Phil?

R. Por desgracia, un montón de cosas.

P. ¿También intenta ser guay continuamente?

R. Me temo que sí. La diferencia es que mi personaje es feliz y yo, en cambio, soy un neurótico. Me gustaría que mi cerebro funcionara más como el suyo. Es un optimista incansable.

P. Una parte importante de su encanto es lo enamorado que está por su mujer.

R. De ella y de toda su familia. Es muy refrescante meterse cada día en la piel de alguien tan emocionado con su vida.

P. El papel se escribió prácticamente para usted.

R. Ya había trabajado con Steven Levitan y Christopher Lloyd, los creadores de la serie. Pero la cadena ABC no acababa de verme en el papel. Tuve que pelear. Fueron unas semanas duras, de mucha ansiedad.

P. No empezó a actuar hasta pasados los 33 años. ¿Por qué?

R. Me daba terror el mundo profesional y las pruebas de selección. Evitaba los castings.

P. ¿Cómo fue el primero?

R. Estaba en el instituto. Me recuerdo apoyado en la pared hiperventilando y mirando fijamente a los focos para relajarme, un truco que sigo usando.

P. ¿Cree que Modern family está ayudando a normalizar la aceptación de familias que se salen del modelo más clásico, como las parejas gais?

R. Desde luego. Lo veo hasta en mi entorno. Tengo unos parientes muy conservadores y me doy cuenta de que cada vez más hablan de Mitch y Cameron [la pareja gay, padres de una niña de origen vietnamita adoptada] como de una familia más. Noto que les ha cambiado la mentalidad y hasta el corazón. La serie ha ayudado a abrir mentes muy conservadoras.

P. ¿Y cree que ha resucitado el género de comedia?

R. Cuando se estrenó estaba prácticamente muerto. Y lo bueno de eso es que había un montón de profesionales buenísimos disponibles. Nuestros guionistas son de los mejores de Hollywood y sacan muchas tramas de sus familias. ¡Me paso el día interpretando sus vidas!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2011