Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia multa a 47 empresas por amañar concursos para obras

La sanción total, de 47 millones, es la tercera más alta

Duro varapalo al sector de empresas que rehabilitan carreteras. La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha impuesto multas por más de 47 millones de euros a 47 empresas del sector de la construcción por llegar a acuerdos para repartirse y fijar los precios de la licitación de obras de carreteras. Es la tercera multa más alta que impone la CNC tras la del sector asegurador en 2009 y Telefónica en 2004, aunque esta fue luego anulada por el Supremo.

Las multas oscilan entre los 95.000 euros y los 5,5 millones. Las mayores sanciones son para Obras, Caminos y Asfaltos (5,55 millones), Gevora Construcciones (5,3 millones) y Constructora Hormigones Martínez (5,055 millones). Entre las grandes constructoras, hay multas para OHL (276.855 euros), Eiffage (1,877 millones) y Vías y Construcciones, filial de ACS (105.960 euros).

Las constructoras pactaban ofertas para rehabilitación de carreteras

Fuentes de la CNC han señalado que la colusión afectaba a licitaciones convocadas por el procedimiento restringido. En este tipo de expedientes, la Administración convoca el concurso y solo pueden presentar su oferta las empresas que, habiéndolo solicitado y con criterios objetivos, sean seleccionadas por la propia Administración. En estas licitaciones, la Administración marca un presupuesto de referencia y las empresas deben presentar sus ofertas, indicando una rebaja por ese proyecto. De los hechos acreditados por la CNC resulta que las empresas seleccionadas en este caso se reunían para intercambiarse información sobre las rebajas que tenían previstas.

Luego acordaban cuál sería el importe de la empresa ganadora y el del resto de ofertas. Estas rebajas (entre 1% y 6%) resultaban mucho menores que las que se observan en condiciones competitivas (entre el 15%-30%). El daño es claro para la Administración, cosa que es calificada de "muy grave" por el órgano de Competencia. La empresa ganadora obtenía un mayor presupuesto para la obra a costa de que la Administración pagara un precio mayor. La empresa ganadora compensaba económicamente al resto de competidores en la licitación por presentar sus ofertas modificadas.

Competencia afirma que en total se han acreditado acuerdos para modificar las ofertas durante los años 2008 y 2009 en 14 licitaciones de conservación, mejora, renovación y rehabilitación de firmes y plataformas convocadas en todo el territorio nacional. Una habría sido convocada por Provilsa (empresa pública de la Junta de Castilla y León) y las 13 restantes por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento. Competencia calcula que solo en 8 de esas 14 subastas restringidas el cartel "ha ocasionado un perjuicio al erario público y, en definitiva, a los contribuyentes de más de 14 millones de euros".

"La colusión en las licitaciones, o bid rigging, constituye una de las conductas anticompetitivas más graves", dice la CNC. La multa es recurrible ante la Audiencia Nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de octubre de 2011