Reportaje:

Examen final para el 'lehendakari'

El avance de un consenso válido sobre el escenario de paz, reto decisivo para el futuro de López - Los partidos fijan su estrategia en las autonómicas de 2013

"No nos podemos olvidar de cómo hemos llegado hasta aquí, no vaya a ser que nos equivoquemos en cómo lo tenemos que hacer a partir de ahora". Se trata de la reflexión introspectiva de un dirigente del socialismo vasco que aún digiere "la emoción de mi vida" tras el anuncio del cese definitivo de ETA y "la obligación" de dar una respuesta "con toda la prudencia del mundo" para "saber vivir en paz de una vez por todas". Pero, en realidad, también sirve para enmarcar el contexto en el que se desenvolverá la prolija acción política durante los próximos años y, de una manera más inmediata, en el horizonte de las autonómicas de 2013. "Todos sabemos que esto va para largo, pero también sabemos que los resultados de las próximas autonómicas son decisivos digamos lo que digamos todos ahora", admitía la misma fuente consultada ayer por este diario.

"Sabe lo que tiene que hacer y ya está libre de ataduras, de ETA y del PP"

Esta doble sensación también se escenificó ayer, en el acto del PSE-EE en San Sebastián. Las espontáneas lágrimas de Patxi López, de un lado, son interpretadas fácilmente como el desgaste de años de sufrimiento y de rabia contenida ante el azote del terrorismo. Y el mensaje hacia el exterior de que la búsqueda de soluciones al nuevo escenario coge a los socialistas "en un clima de unidad" que nadie, según dijo el lehendakari, "va a quebrar".

Sobre estos pilares, López afronta el reto institucional más determinante que supone apuntalar un clima de convivencia "que costará muchos años" y que, en su tránsito, condicionará, sin duda, gran parte de su propia suerte política y la de su partido. "Está convencido y seguro de lo que tiene que hacer y le llega en un momento donde no tiene ninguna atadura y puede actuar sin hipotecas, ni de la violencia de ETA ni del PP", pronosticaba ayer sobre el lehendakari un cualificado político guipuzcoano, mientras un compañero suyo, en una onda similar, aventuraba que "la nueva situación abre las expectativas de crecimiento del PSE porque yo ya tengo ganas de conocer a los 18 votantes socialistas de Aramaiona o a los 12 de Aia, por ejemplo".

Eso sí, todas las fuentes socialistas consultadas, dentro y fuera del Gobierno vasco, coinciden en aconsejar "prudencia" a Patxi López en el pilotaje de la nueva situación y presumen, a su vez, de que "así lo hará". "No es cuestión de ir corriendo como pollo sin cabeza", decía un parlamentario del PSE-EE, que preguntado si la ausencia de medidas concretas a corto plazo puede ser interpretada desde la oposición como una falta liderazgo, se apresura a advertir de que "ya sabemos que el PNV a los dos días de que se les llame empezarán a cuestionar como hacen siempre al lehendakari". Quizá para no defraudar las posibles expectativas, la idea inicial de Patxi López es "escuchar" a todos y cada uno de los convocados en la ronda que abrirá la próxima semana. "Lo que quiere es oir a todos", subraya.

Los asesores de López entienden que "el lehendakari ya presentó en el Parlamento una serie de propuestas concretas" en alusión al decálogo detallado en el Pleno de Política General y que lo hizo "como punto de partida para que fueran debatidas y que se acordara lo más posible". Por ello, todo hace indicar que el denominador común de los encuentros en Lehendakaritza será la profundización del decálogo "porque se habla de víctimas, de convivencia, de ausencia de violencia, de presos...", recuerda otro dirigente alavés.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

¿Contentará a la mayoría? Los socialistas van a pedir "coraje" al lehendakari "pero con toda la prudencia" porque, añade esta fuente, "sepamos disfrutar y valorar lo que se ha conseguido y después de 40 años de sufrimiento no vayamos a estropearlo todo por las prisas". Desde el PNV, como adelantó ayer EL PAÍS, no hay un planteamiento previo porque "primero tenemos que saber qué nos plantea", pero sí ofrecen "un apoyo incondicional en el reconocimiento de las víctimas y en la búsqueda de convivencia". Al empeño acude el lehendakari recuperándose aún de una incómoda semana política donde ha visto golpeada su figura dentro y fuera del partido, aunque en el partido se esfuerzan en diagnosticar una "absoluta normalidad". Lógicamente, la apelación a la unidad refleja la existencia de heridas previas, pero el emocionado cierre de filas de ayer, en San Sebastián, según uno de los candidatos socialistas presente, "es lo que vale porque son aplausos de nuestras bases". Para uno de los asistentes, "claro que fue inoportuno el aldabonazo de Eguiguren, pero ya se ha visto cómo se le reconoce a Jesús lo que ha hecho y sufrido por la paz y eso es lo que queda".

Entre quienes siempre han suspirado dentro del PSE-EE por un papel más activo de López en el desenlace de ETA porque veían que así "obtendrían una posición y una credibilidad para el futuro", ahora ven al lehendakari, no obstante, "muy en su papel". Pero advierten de que el calendario político no juega a favor de un clima sereno "entre diferentes". Los socialistas suspiran, de entrada, "por un resultado digno" el 20-N en el País Vasco que les permita afrontar "con tranquilidad interna" el resto de la legislatura para encarar las autonómicas donde advierten de que pueden rentabilizar la pugna entre PNV y Bildu-Amaiur.

Alfredo Pérez Rubalcaba, en el centro, y Patxi López, saludan a afiliados del PSE-EE durante el acto de ayer, en San Sebastián.
Alfredo Pérez Rubalcaba, en el centro, y Patxi López, saludan a afiliados del PSE-EE durante el acto de ayer, en San Sebastián.JAVIER HERNÁNDEZ

El PNV abrirá la ronda "cuanto antes"

Fuentes de Lehendakaritza tienen claro que el PNV abrirá la ronda de contactos de Patxi López y que lo hará "cuanto antes". Incluso se atrevieron a aventurar que podría ser "el lunes", en referencia a mañana mismo, aunque todo depende del cruce de agendas. Según dijeron el viernes fuentes jeltzales , este encuentro con el lehendakari iba a ser abordado en la reunión habitual de los lunes del EBB. No obstante, López y Urkullu ya han hablado por teléfono con ocasión del cese definitivo de ETA.

En Ajuria Enea, la intención inicial sobre el desarrollo de las reuniones era "comenzar con los exlehendakaris " para luego ir dando entrada al resto de partidos. La coincidencia de la entrega el próximo martes, en el Día de Euskadi, de la principal distinción del Gobierno vasco a Carlos Garaikoetxea aconsejó alterar el orden y así los anteriores presidentes cerrarán la ronda de contactos.

A propósito del acto oficial que se celebrará el martes en Lehendakaritza, existe un indisimulado interés, sobre todo entre dirigentes de PSE y PP, por conocer "la voluntad final" del PNV de participar de una manera "notoria", al margen del acto particular que ya ha anunciado en la Casa de Juntas de Gernika. "No sería la mejor manera de reflejar una unidad entre los partidos que es lo que necesitamos ahora que el PNV hiciera una desconsideración con este acto", indicaba un parlamentario popular. Lógicamente, la principal incógnita radica en conocer la postura que adoptará Bildu, fuerza política también invitada a las conversaciones del lehendakari.

La ronda de encuentros podría agotarse en un plazo no superior a dos semanas ya que se pretende "agilizar todo lo que permitan las agendas", informaron desde el propio gabinete de López.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS