Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rebaja de la deuda de Castilla-La Mancha enfrenta a PP y PSOE

Cospedal y Barreda se culpan de la calificación de bono basura

La rebaja de la deuda de Castilla-La Mancha al nivel de los bonos basura, que el miércoles anunció la agencia de calificación Moody's, ha desatado de nuevo las hostilidades entre la Junta, que preside Dolores de Cospedal, y el anterior Gobierno regional, dirigido por José María Barreda. El Ejecutivo del PP afirma que el único "responsable directo" de la rebaja es Barreda. Para el portavoz del Gobierno de Cospedal, Leandro Esteban, esta responsabilidad no es solo política, sino judicial, aunque por el momento no ha especificado cómo piensa reclamarla.

El portavoz exigió al expresidente que "por coherencia y sentido común" abandone la vida política en lugar de "seguir escudándose en la mentira y en el agravio". Aludía con estos términos a las declaraciones que había hecho antes Barreda, en las que daba una explicación muy distinta a la de la Junta sobre la decisión de Moody's: "En vez de solucionar los problemas [los populares] llevan casi cinco meses hablando mal de Castilla-La Mancha, exagerando y mintiendo sobre la situación económica, diciendo que esta región era la Grecia española... Ahora, la señora Cospedal tiene lo que ha estado sembrando".

La Junta no desveló cómo va a refinanciar la deuda o si la rebaja de su calificación va a retrasar la elaboración del calendario de pagos a proveedores. Algo que ayer dio por seguro el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás. Esteban tampoco dejó claro si tendrá lista la ley de Presupuestos de 2012, en la que debería estar incluido el plan de ajuste de Cospedal, antes de que finalice el año. La Junta tendría que haber presentado a las Cortes el proyecto antes del 1 de octubre, y ni siquiera existe aún un anteproyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de octubre de 2011