Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat quiere acabar con el sistema de contratación de personal

El modelo actual de contratación de la sanidad pública, basado en el habitual sistema de oposiciones que configura sectores donde los sindicatos adquieren una fuerza notable, está abocado a cambios de calado en Cataluña. Es el objetivo de la Generalitat, que en el documento interno para reorganizar la sanidad pública admite que "un punto clave de motivación de este cambio es modificar el modelo contractual para flexibilizar la gestión de recursos humanos".

El Gobierno catalán aspira a implantar un nuevo proceso de selección que define solo someramente pero que permitiría "adaptar la gestión de los recursos humanos de acuerdo a las circunstancias actuales", señala en referencia a la crisis y los recortes que aplica en sanidad pública, de casi 1.000 millones de euros. "Es necesario adaptar la flexibilidad de contratación a los momentos actuales", insiste el informe.

Para ello, el texto reclama aplicar cambios legales para modificar el proceso de selección. La finalidad es reducir la participación e influencia de las fuerzas sindicales en el Instituto Catalán de la Salud (ICS), la mayor empresa pública de Cataluña, con 41.000 empleados, que gestiona todos los centros sanitarios públicos. Este nuevo modelo de gestión de recursos humanos, de hecho, se reclama en el mismo momento en que se produce la amenaza de huelga planeada por los sindicatos ante la decisión de la Generalitat de suprimir la mitad de la paga extra de Navidad a los empleados del ICS.

Menos oposiciones

La nueva gestión de recursos humanos que esboza el informe busca diluir la importancia de los factores de selección habituales en cualquier proceso de oposiciones para las contrataciones indefinidas. "En cuanto a la selección temporal, difícilmente el ICS podrá sustraerse de utilizar la bolsa laboral pactada con las fuerzas sindicales". Para la contratación definitiva, sin embargo, el Gobierno trazaría un nuevo marco legal para invertir esta situación. "El modelo debe modificarse para incorporar la participación del personal directivo y de mando en la selección final de los profesionales", señala el informe.

Como compensación, el Gobierno analiza implantar nuevas formas para incentivar a los profesionales. "Los sistemas retributivos deberán negociarse de forma más flexible y específica con los profesionales", precisa para concluir que "será un factor importante para estimular al personal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 2011