Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellano exige que se devuelvan las indemnizaciones

Novacaixagalicia Banco quiere introducir más transparencia

El presidente de NCG Banco, José María Castellano, quiere tomar medidas para que los directivos de la caja gallega devuelvan las indemnizaciones multimillonarias. Según una información publicada ayer en el diario económico Cinco Días, el ejecutivo comunicó su intención a los cuatro directivos que abandonaron la entidad antes de que el fondo de rescate la nacionalizase, el pasado 29 de septiembre.

En agosto la caja realizó una provisión de fondos de 23,6 millones de euros para hacer frente a las prejubilaciones del exdirector, José Luis Pego, su adjunto Javier García de Paredes, y los responsables del área inmobiliaria y la oficina de integración, Gregorio Gorriarán y Óscar Rodríguez Estrada. Castellano les habría planteado la devolución de parte del dinero.

El PP rechazó una iniciativa para que los directivos reintegren el dinero

En un consejo de administración que se celebrará la próxima semana, el presidente del banco también planteará otras medidas, como una central de compras para dar más transparencia a la contratación de proveedores o limitar la representación de la caja en consejos de administración de otras empresas. Busca cambiar la organización hacia una estructura menos piramidal que la que tenía la antigua caja gallega, fruto de la fusión entre Caixa Galicia y Caixanova.

Un portavoz señaló ayer que, en todo caso, las decisiones se darán a conocer "cuando el consejo las apruebe".

En Galicia sigue la polémica por los multimillonarios cobros, que se produjeron unas semanas antes de que el Estado tomase el 93% de la entidad por su bajo nivel de solvencia. Ayer, y por primera vez desde que estalló el escándalo, el Parlamento debatió una propuesta para exigir que devuelvan las indemnizaciones. Fue a través de una iniciativa socialista presentada en mayo, antes de que comenzase el desfile de los antiguos dirigentes de la caja fusionada. Al calor de los acontecimientos se adaptó al nuevo escenario. El portavoz popular, Pedro Puy, la calificó de "atemporal, anárquica y oportunista" y recitó todos los artículos que comprometen al Banco de España en la supervisión de la política retributiva. La propuesta fue rechazada, informa Pablo López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2011