Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Grecia acusa a 15.000 defraudadores de evadir 37.000 millones, el 10% de la deuda

El Gobierno griego ha detectado un agujero de 37.000 millones de euros de impuestos evadidos por unos 15.000 contribuyentes, cuya identidad hará pública la semana que viene. Así lo anunció ayer en el Parlamento el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, quien precisó que, de esa cantidad, unos 32.000 millones de euros han sido evadidos por empresas y 5.000 millones por particulares. Entre estos últimos, hay unos 5.000 que han dejado de pagar unos 150.000 euros al fisco.

Según los datos de la Autoridad de Estadísticas Europea (Eurostat), el déficit público en el ejercicio 2010 sumó 24.193 millones de euros y la deuda 328.588 millones, por lo que estos impuestos evadidos suman más del 10% de la deuda griega.

A esas cifras hay que añadir, según los datos del ministerio, que en 2009 la fuga de depósitos bancarios al exterior fue de 5.500 millones de euros desde cuentas de 180.000 depositantes. De ellos, casi 4.000 declararon ingresos anuales de menos de 20.000 euros y otros 542 hicieron su declaración de la renta con menos de 1.000 euros de ingresos.

El Gobierno griego está en contacto con las autoridades suizas y de otros países para tratar de recuperar parte de esos fondos enviados al exterior sin pasar por Hacienda. Las autoridades continúan las inspecciones para los años fiscales 2010 y 2011.

Por otra parte, Rovertos Spiropoulo, director del IKA, el principal fondo de la Seguridad Social, aseguró que se ha detectado a 109.421 personas que reciben pensiones estatales pero que no se han inscrito en el censo oficial que acaba de realizarse. El total pagado a esos jubilados "inexistentes" podría sumar unos 1.500 millones de euros.

El ministro de Finanzas detalló otras cifras para ilustrar la grave situación de las arcas públicas griegas. Venizelos se lamentó de que "desafortunadamente, solo 25.000 griegos declaren ingresos por encima de 100.000 euros y apenas 160.000 reconozcan ganar más de 50.000 euros". "La prioridad y obligación moral es cambiar esta situación", aseguró el ministro de Finanzas, quien advirtió de que la evasión fiscal y la economía sumergida suponen una "bomba" para la economía del país, incluso si se consigue resolver el problema de la sostenibilidad de los Presupuestos públicos.

Ante el debate y la agitación que vive el país por las medidas de austeridad que aplica el Gobierno, Venizelos advirtió que "la salida del euro llevaría a una extenuación del pueblo y a una jungla". Lo dijo horas después de las reuniones del primer ministro griego Yorgos Papandreu con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en las que recibió apoyo para solucionar la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2011