Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

La economía alemana ve peligro de una parada brusca

La economía alemana se asoma a un enfriamiento brusco en los últimos meses del año y en 2012. Según los principales institutos económicos del país, la primera economía europea rozará la recesión, sin llegar a caer en ella. El producto interior bruto (PIB) crecerá solo un 0,8% en 2012, en lugar del 2% que dichos institutos pronosticaban hasta ahora. Para 2011, el informe todavía predice un crecimiento del 2,9%, que descansa sobre todo en el excelente primer trimestre del año.

El informe de los institutos, presentado ayer en Berlín por el ministro de Economía, Philipp Rösler, recoge duras críticas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno alemán y del Banco Central Europeo. No obstante, prevé que el desempleo siga descendiendo y que los sueldos suban un 2,5%, en lugar del 1,8% de 2011. Todo esto, advierten, podría empeorar si algún país del euro pierde definitivamente el control sobre sus finanzas públicas. En tal caso, la recesión estaría asegurada también en Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 2011