Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eguiguren decide participar a título personal en la conferencia de paz

El PNV aprovecha la cita donostiarra para buscar el desgaste del 'lehendakari'

El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, ha decidido participar a título personal en la conferencia de paz que se celebrará el próximo lunes en San Sebastián, a la que se ha anunciado la asistencia de "líderes y personalidades internacionales", impulsada por Lokarri, el grupo de contacto de Brian Currin y otras cuatro entidades que trabajan en el ámbito de los derechos humanos y la resolución de conflictos. La presencia de Eguiguren, confirmada por EL PAÍS, es, hasta ahora, la única de un representante de los socialistas vascos en esta cumbre internacional, después de las reticencias con que su partido ha acogido la celebración de esta cita.

La celebración de la conferencia internacional para "promover la resolución del conflicto del País Vasco", a la que no asistirán representantes de los Gobiernos español y vasco, ambos en manos socialistas, ha proporcionado al PNV munición para mantener sus críticas al Ejecutivo autonómico y su política de pacificación. Los nacionalistas han encontrado en esta cumbre un nuevo motivo para acentuar su estrategia de desgaste a Patxi López.

Erkoreka y Ortuzar acusan a López de "preferir la economía a la paz"

El presidente del PNV vizcaíno, Andoni Ortuzar, y el portavoz de la formación en el Congreso, Josu Erkoreka, arremetieron ayer contra el lehendakari, a quien reprocharon que "prefiera" su viaje oficial a EE UU "a la paz". El Gobierno aclaró que no ha recibido ninguna invitación oficial para asistir a la conferencia de paz que impulsan Lokarri, el grupo de contacto de Brian Currin y cuatro entidades internacionales. Fuentes del Ejecutivo reclamaron al PNV que "deje de enredar" sobre la implicación del lehendakari en el final de la violencia de ETA.

Ortuzar primero en Radio Euskadi y Erkoreka después en la SER coincidieron que el viaje de López a EE UU al frente de una amplia delegación empresarial e institucional, donde permanecerán entre mañana y el 21 de octubre, "puede esperar". "Lo que no puede esperar es la paz, sobre todo ahora que la tocamos con los dedos", remarcó Ortuzar. Su correligionario se mostró "decepcionado". "Seguramente la economía puede esperar y la paz es más urgente", abundó Erkoreka.

Fuentes gubernamentales les replicaron que no intenten "contagiar a los demás los nervios de su partido". Y calificaron de "ocurrencia" plantear siquiera la suspensión de un viaje oficial con un centenar de empresas y agentes vascos para buscar en EE UU nuevos mercados a las empresas vascas.

El PNV tiene depositadas muchas esperanzas en el buen resultado de la conferencia. Ortuzar, quien defendió una paz "sin vencedores ni vencidos", opinó que las resoluciones que se adopten el lunes "no podrán dejar indiferente a ETA", por lo que la banda "tendrá que salir a decir algo tajante y definitivo". "Vamos a ver qué sale de esta conferencia y luego vamos a esperar, atentos y muy exigentes, a que ETA vaya avanzando de forma rápida a su disolución", añadió.

Antes incluso de celebrarse, la convocatoria de esta cumbre ha vuelto a dividir en dos bloques el espectro político vasco. El PP insistió ayer en su rechazo rotundo a la misma, porque, como apuntó su portavoz parlamentario, Leopoldo Barreda, forma parte de "la campaña electoral de Amaiur, de ETA por tanto". A su juicio, los promotores pretenden hacer "propaganda" de sus planteamientos. "Todo lo que no sea la disolución incondicional de ETA es propaganda", concluyó.

Del otro lado del tablero, Bildu consideró en un comunicado que la celebración de la cumbre demuestra que la situación de Euskadi figura "en la agenda de la comunidad internacional". Bildu destacó el nivel de los participantes en esta cita, aunque los organizadores todavía no han dado a conocer los "líderes y personalidades internacionales" que estarán presentes en San Sebastián.

En todo caso, los soberanistas subrayaron que "se deben aprovechar todas las oportunidades que se ofrezcan para avanzar en una solución definitiva al conflicto", sobre todo la experiencia de los "expertos" de otros países "que trabajan ya en la resolución del conflicto" vasco. Pero quiso resaltar que la participación de "todos los agentes sociales, políticos e institucionales es conveniente y necesaria". El histórico dirigente de la ilegalizada Batasuna Tasio Erkizia dijo al respecto que la ausencia de representantes del Gobierno central lo dejará "en evidencia" ante la comunidad internacional, según declaró en la emisora Infozazpi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 2011