Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La portavoz de Gipuzkoa paga su deuda pendiente de la renta básica

Ugarte convence a los grupos, salvo el PSE, de que no cometió irregularidades

La portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Larraitz Ugarte, de Bildu, logró ayer convencer a todos los grupos políticos de las Juntas Generales, salvo el PSE, de la ausencia de irregularidades en el cobro indebido de ayudas sociales. La diputada percibió entre 2006 y 2009 cantidades de la renta básica por encima de las que realmente le correspondían y fue notificada el pasado 23 de septiembre a través del Boletín Oficial de Gipuzkoa para que reintegrara esas prestaciones "indebidamente" percibidas. Ugarte dio por zanjado el asunto y aseguró que "esta semana" ha abonado a la Diputación los 5.664,43 euros que le reclamaba.

En primer lugar, Ugarte aportó a los partidos de la Cámara provincial una copia de su expediente para probar que todo está en regla y, posteriormente, polemizó con la portavoz socialista, Rafaela Romero, después de que esta le exigiera aclaraciones sobre el cobro indebido de la renta básica (hoy renta de garantía de ingresos) y por su aparición en el Boletín Oficial por encontrarse "ilocalizable" para la Diputación. La portavoz foral, acompañada por el diputado general, Martin Garitano, y el titular de Política Social, Ander Rodríguez, lamentó ser "la protagonista de este teatro" y tener que hacer un "streaptease" de su vida. "Soy una persona íntegra que no ha cometido ningún fraude", manifestó.

Admite inexperiencia por no aclarar del todo el caso tras aparecer la noticia

La diputada detalló el proceso que se siguió en su caso desde que en octubre de 2005 solicitó ser beneficiaria de la renta básica hasta que ella misma pidió dejar de recibirla en diciembre de 2009. Aseguró que mantuvo informado en todo momento a Servicios Sociales de las variaciones que se iban produciendo durante este periodo en su situación laboral, incluidas las nóminas que ingresó a partir de octubre de 2008 como profesora de Derecho de la UPV. Inicialmente su sueldo era de 464 euros mensuales, que pasaron a "más de 600 euros" el curso siguiente.

Ugarte aclaró que su aparición en el Boletín Oficial se debe a que las notificaciones llegaron en agosto pasado a su domicilio, estando ella de vacaciones. En julio de 2009 tampoco pudo recibir otro requerimiento similar al encontrarse entonces en un viaje "en el extranjero". "Un procedimiento administrativo común ha sido utilizado por el PSE y EL PAÍS para poner mi persona en entredicho", afirmó.

El tono del debate se encendió cuando la portavoz foral echó mano del refranero español: "Cree el ladrón que todos son de su condición" y "el tiempo pone a cada uno en su lugar", dijo dirigiéndose a Romero, aunque en el siguiente turno de la palabra pidió perdón por emplear la primera frase. También molestó al gobierno foral que la socialista afirmase que Ugarte "estaba cobrando de más y le pillaron, y eso está feo". Garitano le exigió que retirara estas palabras, porque "solo se pilla a quien delinque", a lo que Romero no accedió.

Los representantes de Aralar y el PP, Rebeka Ubera y Juan Carlos Cano, respectivamente, agradecieron las explicaciones de la diputada y quedaron satisfechos con las mismas. Cano le dio "un tirón de orejas" por no haber sabido "gestionar mejor" este asunto. Por su parte, Markel Olano, del PNV, le recordó que la clase política "siempre está en el punto de mira" y ahora la izquierda abertzale "forma parte de ella", por lo que está sometida a la crítica "responsable" como los demás partidos.

La portavoz foral admitió que su "inexperiencia" le pudo llevar a no aclarar completamente su situación durante la comparecencia ante los medios, convocada tras publicar EL PAÍS la noticia. Ugarte también reconoció haberse equivocado al criticar la "mala gestión" de la Diputación en la tramitación de los expedientes como el suyo.

Garitano: "Ha sido transparente"

"No hay caso. Todo ha sido transparente", afirmó el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano, al referirse a la actuación de la portavoz foral, Larraitz Ugarte, a quien volvió a expresar su "confianza total". Sí manifestó que hubo "mala intención" en la información publicada sobre este asunto, aunque sin citar a ningún medio informativo.

Por su parte, el diputado de Política Social, Ander Rodríguez, explicó que el expediente de Ugarte ha seguido "el mismo trámite" que el de cualquier otro guipuzcoano, de ahí el requerimiento publicado en el Boletín Oficial del territorio. Insistió en que en este caso "no consta ningún indicio de incumplimiento o fraude" por parte de la afectada. También señaló que los cobros indebidos son algo "muy habitual" que genera el "mecanismo de autoco-rrección" que la Diputación aplica a todos los perceptores de la renta de garantía de ingresos, una prestación que, quiso recordar, será gestionada a partir del 1 de enero de 2012 por Lanbide.

Rodríguez aportó el dato de que en lo que va de año se han reclamado 2.672 deudas por ayudas sociales percibidas indebidamente, de las que 175 han acabado comunicándose a través del boletín. El año pasado fueron 2.913 solicitudes de devolución, de las que el 24,3% se resolvieron con un requerimiento por vía ejecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de octubre de 2011

Más información