Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La demanda obliga a abrir sedes de las escuelas de idiomas en tres municipios

Cuando alguien pierde su empleo, una de las salidas más habituales es intentar perfeccionar o mejorar sus conocimientos de lenguas. Por este motivo, las escuelas oficiales de idiomas (EOI) están desbordadas y la Administración educativa se ha visto obligada a autorizar unas extensiones en algunos municipios de aquellos idiomas más demandados, fundamentalmente inglés, francés, alemán e italiano. Según fuentes oficiales de la Consejería de Educación para este curso ya se han autorizado dos grupos, para 65 alumnos, en Sant Joan d'Alacant, otros dos, con los mismos alumnos, en Oliva, y un grupo de 35 para Teulada. Las clases las imparten profesores de las escuelas de idiomas que se trasladan a los IES autorizados, generalmente, en horario de tarde. El próximo curso está previsto, por ejemplo, autorizar una subsede en La Vall d'Uixó (Castellón).

El consejero de Educación, José Ciscar, tildó ayer en Alicante de "complicada" la situación educativa por el notable incremento de la demanda debido a la crisis económica. "Hay que centrarse en lo prioritario, y en los idiomas lo básico es hacer frente a los más demandados", dijo el consejero, quien hizo estas declaraciones tras reunirse ayer con la presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor. Ambos analizaron la oferta formativa continua que prestan sus respectivas instituciones. "Vamos a trabajar para coordinarnos y no solaparnos", admitió. La Diputación realizará una encuesta para conocer en los Ayuntamientos las demandas del mercado laboral y así poder ofertar cursos y talleres.

Por último, Ciscar también anunció un "periodo extraordinario" de solicitud de becas de comedor escolar para el que la consejería aprobará, en unos días, una partida adicional de más de tres millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de octubre de 2011