Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Debate de política general

Aralar imputa al 'lehendakari' una "falta de legitimidad para dar imagen de izquierdas"

Aintzane Ezenarro desdobló su reacción al discurso del lehendakari, Patxi López, con una valoración positiva en materia de apuesta por la paz en Euskadi y de crítica en la intención de llegar a un acuerdo sobre fiscalidad.

La dirigente de Aralar indicó que el presidente del Gobierno vasco "ha buscado en los planes de futuro la legitimidad de la que adolece, que no tiene hoy en día por sus hechos". En este sentido, criticó "lo que ha hecho y ha intentado trasladar una imagen de un lehendakari de izquierdas, criticando a los mercados, criticando la política fiscal que él y su partido han llevado a cabo". Tras señalar que "ha hecho lo que ha criticado", indicó que, por lo tanto, "no tiene legitimidad desde un punto de vista de izquierdas" porque "no ha dado una respuesta social ni de izquierdas a los problemas sociales de este país".

En esta línea, recordó que "pactó con Hamaikabat y con PNV en 2009 un plan de estabilidad para no tocar los impuestos y, es más, en ese pacto, se recogía explícitamente que había que quitar el impuesto de patrimonio, que todavía seguía en vigor en Gipuzkoa".

En su valoración, indicó que "por tanto, nos ha parecido una falta de respeto a los partidos de izquierda de esta Cámara que venimos reclamando un cambio de fiscalidad desde inicio de legislatura, al que él y su partido se han negado, no sólo con las palabras, sino también con un pacto de estabilidad firmado junto con otros partidos para no tocar los impuestos", dijo.

Por ello, sostuvo que, "ante un lehendakari sin memoria, habrá que sacar los diarios de sesiones y la hemeroteca. No es de recibo intentar buscar disfrazarse de izquierda con aquello que no ha hecho y, además, siendo amnésico con lo que otros hemos hecho y defendido".

La crítica de UPyD

Gorka Maneiro, único parlamentario de UPyD, fue muy crítico con el Gobierno López, del que dijo que es "una rémora para los ciudadanos vascos porque no ha dado prácticamente ni una durante los últimos años", y calificó de "vaguedades" las medidas planteadas por el

lehendakari porque "llegan tarde".

Maneiro resaltó que "la previsión de ingresos no se ajusta a la realidad" y que los Presupuestos del Gobierno vasco "estaban mal hechos". El objetivo prioritario debe ser luchar contra el paro, sin melancolía ni excusas, y tomar las medidas necesarias para modernizar Euskadi".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de septiembre de 2011