Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía ve delito en la lotería con la cara de Fabra

Imprimir y vender papeletas con la cara del ahora expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, junto a la leyenda "la lotería que siempre toca" es un delito de intromisión en el derecho a la imagen, según argumentó ayer la fiscalía durante el juicio tras la demanda presentada al Bloc de Ontinyent, responsable de la ejecución de la idea.

La agrupación elaboró y vendió, para el pasado sorteo del Niño, 1.200 papeletas con el rostro de Carlos Fabra. Las vendió todas y obtuvo un beneficio de unos 800 euros. La idea tuvo eco en un sinfín de medios de comunicación. Además, el número que jugaba el Bloc resultó premiado con 12 euros por papeleta. Meses después, Fabra presentó una demanda por intromisión en el derecho a la propia imagen y reclamó una indemnización de 30.000 euros.

Ayer, durante el juicio, la fiscalía avaló la posible vulneración del derecho aludido ya que, a su entender, las papeletas no se pueden interpretar como una crítica política, sino que se refieren "a su esfera personal y entran en el ámbito de lo personal". En cualquier caso, consideró excesiva la cantidad reclamada pero no fijó ninguna otra. La juez del juzgado de Primera Instancia número 6 dejó el caso visto para sentencia.

La vista contó con la declaración, como testigo, del entonces secretario local del Bloc en Ontinyent, Josep Antoni Francés, que aseguró que la intención de la agrupación no era otra que la de la "crítica política", con el argumento de "denunciar que un político con causas pendientes y con unos ingresos no declarados se ha justificado diciendo que le tocaba la lotería".

2,6 millones en premios

Carlos Fabra está imputado por cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal, después de que los peritos judiciales calcularan en 1,5 millones de euros el dinero defraudado a la Hacienda pública por él y su exesposa, María Amparo Fernández, entre 1999 y 2004, plazo en el que se detectaron 3,3 millones de euros de origen no justificado. El dirigente del PP está pendiente de que se determine si cuatro de los cinco delitos fiscales que se le imputaron han prescrito. Entre la contabilidad que figura en las diligencias se incluyen varios premios de lotería por un importe total de 266.000 euros, aunque el de mayor cantidad lo obtuvo en 2008, al ser poseedor de varios décimos del número que obtuvo el primer premio, lo que le reportó unos dos millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de septiembre de 2011