Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Quinta jornada de Liga

Khedira cumplió órdenes

Ante el Levante, Mourinho exigió a sus jugadores que, en previsión de que el rival cortara mucho el juego, presionaran al árbitro y defendieran a sus compañeros en cada falta recibida

José Mourinho, el entrenador del Madrid, reunió varias veces a su equipo antes del partido contra el Levante y, según los presentes en la expedición a Valencia, puso más énfasis en cómo tratar al árbitro que en cómo desactivar la defensa comandada por Ballesteros. Uno de los integrantes del vestuario recuerda que la primera orden fue que, en previsión de que los adversarios cortarían el juego con muchas faltas, había que presionar al árbitro en grupo pidiéndole la tarjeta amarilla para el infractor. La segunda consigna que subrayó Mourinho, según los testigos, fue la de "defender al compañero" que sufriera una falta. Esto es, en opinión de sus colegas, lo que hizo Khedira con exceso de celo antes de ser expulsado: defender a Di María. "Khedira hizo exactamente lo que le mandaron", comentó un futbolista. "Lo que pasa es que aquí estás pillado por todas partes. Si no vas, porque no estás con tus compañeros, y si vas, porque eres tonto".

Mourinho: "Tangana fue la del España-Chile. Si la hace el Madrid nos llaman bandidos"

"El partido será lo que quiera el árbitro, no lo que quieran los equipos", dice el técnico

A la mayoría de la plantilla le pareció asombroso que Mourinho, tras la derrota (1-0), señalase a Khedira como responsable principal. Ayer, durante la rueda de prensa previa al viaje a Santander, el técnico ignoró las cuestiones futbolísticas que le hizo la prensa y se explayó en todos los asuntos relacionados con el arbitraje. De paso, volvió a decir que él no influye en los conflictos que hay en la cancha, y que ahí cada uno se debe hacer cargo de sus actos. "Khedira ha hecho una cosa infantil", comentó.

"Yo no me siento responsable de ninguna tangana", prosiguió. "No sé si lo que ha hecho Khedira se puede llamar tangana. No me parece. Una tangana es lo que ha pasado en el partido amistoso que jugaron España y Chile, y entonces la prensa dijo que aquello había sido una cosa increíble que demostraba el espíritu del equipo, un carácter tremendo de los jugadores, que eran como hermanos. Si lo hace el Madrid es porque somos un grupo de bandidos. Pero esto no ha pasado. Khedira ha tenido una actitud... Es el último que yo esperaba que pudiera hacer algo así, porque es un hombre tranquilo que ni utiliza su fuerza y su cuerpo en la lucha del partido. Pero lo ha hecho y ahí está la sanción. El equipo ha jugado con diez y ha perdido".

Frente al Levante el Madrid recibió 20 faltas e hizo 16. Ni contra el Zaragoza (16), ni contra el Getafe (12), ni frente al Dinamo (14) habían sufrido más infracciones los jugadores blancos. La respuesta del juez, Turienzo Álvarez, presionado por los jugadores por orden de Mourinho, fue contundente: mostró ocho tarjetas al Levante. Una tarjeta cada 2,5 faltas. La penalización al Levante fue muy superior a la que sufrió el Getafe (una tarjeta cada cuatro faltas), el Zaragoza (una tarjeta cada ocho), o el Dinamo (una tarjeta cada siete faltas).

Le preguntaron a Mourinho si hablaba con Pepe para templar sus reacciones, puesto que el domingo había agredido a Xavi Torres pisándole la cabeza. El técnico accedió a responder: "Yo no puedo trabajar con Pepe para que se controle ante las trampas que le ponen los rivales. Para controlar las trampas ya están los árbitros. Están exactamente para estudiar a cada jugador. Y después depende de la personalidad de cada jugador y del control que pueda tener sobre sí mismo".

¿Qué falla entonces en el juego del Madrid? La cuestión fue despachada por Mourinho en conexión con los asuntos arbitrales: "No es lo mismo jugar 11 contra 11, que 11 contra 10. Cuando hemos estado 11 contra 11 hemos sido capaces de ganar y cuando hemos sido 10 contra 11, no".

Antes de concluir su comparecencia, Mourinho habló del partido que le espera frente al Racing. Lo hizo con una sentencia que refleja su visión del fútbol: "El partido será lo que el árbitro quiera no lo que quieran los equipos. Tú sólo vas hasta donde el árbitro te permite ir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de septiembre de 2011