Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Se busca director para el MNAC

El patronato convoca oficialmente un concurso internacional para sustituir a Maite Ocaña en la dirección del Museo Nacional de Arte de Cataluña

El patronato del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), ayer, en su primera reunión después de las vacaciones, hizo lo que todo el sector esperaba: convocar un concurso internacional para nombrar al nuevo director. Tras la etapa de Maria Teresa Ocaña, que dejó el cargo el 31 de agosto, tras cinco años en los que el museo no se distinguió por grandes apuestas expositivas o conceptuales, se busca una persona capaz de ampliar y consolidar la proyección internacional del buque insignia de la red museística catalana y valorizar la colección de ábsides románicos, sin duda la más importante del mundo.

"Historiadores del arte y personas con experiencia acreditada en la gestión de equipamientos museísticos del más alto nivel" tendrán de plazo hasta el 30 de octubre para presentar su candidatura. La persona más adecuada para liderar la entrada del museo en el siglo XXI y para resolver la espinosa cuestión del reparto de competencias y colecciones entre el MNAC y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) será elegida por un comité de expertos integrado por Narcís Serra, presidente del MNAC; Miquel Roca, presidente de los Amics del MNAC; María Bolaños, directora del Museo Nacional Colegio de San Gregorio de Valladolid; Miguel Zugaza, director del Museo del Prado; Bartomeu Marí, director del Macba, y Daniel Giralt-Miracle, crítico e historiador. También forman parte del comité Eduard Carbonell, director del MNAC entre 1994 y 2005 y artífice de su reapertura tras 18 años de obras, y Josephine Matamoros, directora del Museo de Arte Moderno de Céret (Francia), cuyo nombre surgió en los anteriores concursos para dirigir tanto el MNAC como el Museo Picasso.

En contra de lo esperado, Narcís Serra sigue al frente del patronato

Antes de las vacaciones uno de los nombres que emergía con cierta frecuencia era el de Pepe Serra, actual director del Museo Picasso. Tras la polémica que acompañó su nombramiento en 2006, Serra ha cosechado un amplio consenso y su programación ha sido valorada. Se espereaba que, dados los cambios políticos, su tío Narcis Serra ya habría dejado la presidencia del patronato del MNAC. Pero esto no ha sucedido y no parece estar en la agenda inmediata.

Hay una cierta urgencia para dotar al MNAC de director. Ocaña ha dejado tan solo dos exposiciones cerradas: una de numismática, en febrero, y La maleta mexicana, que se inaugura el 5 de octubre, con las fotos de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour sobre la Guerra Civil, desaparecidas en 1939 y halladas en 1995 en la Ciudad de México.

El patronato, que ayer se reunió por primera vez con los nuevos miembros nombrados por la Generalitat y el Ayuntamiento, aprobó dos exposiciones: una de gótico internacional para el próximo abril y otra sobre los sistemas de restauración utilizados en el MNAC para el otoño de 2012.

La exdirectora ha recuperado su plaza de funcionaria del Ayuntamiento en el Museo de la Cerámica. También ha quedado vacante la subdirección, un cargo de confianza que ejercía Cristina Mendoza, que ha vuelto a su plaza de conservadora jefa de la colección de arte moderno del museo. De momento, las riendas del MNAC están en mano del director administrativo, Josep Maria Amorós, que ya ha anunciado que dejará el cargo en cuanto se nombre al nuevo director.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de septiembre de 2011