Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellano promete 500 millones para NCG Banco

La caja Novacaixagalicia dejó ayer de ser la depositaria y la prestamista del dinero de las familias gallegas. Los copresidentes, Julio Fernández Gayoso y Mauro Varela, tardaron apenas una hora en firmar la escritura de constitución del nuevo banco tras recibir la última autorización que faltaba -de la Xunta-. Ocurrió en Santiago de Compostela, sin tiempo para solemnidades. A mediodía enfilaban la autopista para dirigirse a A Coruña, donde se celebró el primer consejo de administración que nombró oficialmente a José María Castellano como presidente y a César González-Bueno, exdirectivo de ING, como consejero delegado.

José María Castellano, que comprometió la entrada antes de fin de año de entre 500 y 700 millones de euros procedentes inversores privados, explicó el plan que ha pactado con el Banco de España (BE) para captar ese dinero. Ese proyecto pasa porque la tasación de la caja se haga "de común acuerdo entre el BE, el banco y los inversores".

Los más de 75.000 millones en activos de la antigua caja pasaron en bloque a la nueva sociedad anónima, que gestionará más de 1.100 oficinas con tres millones de clientes y una plantilla de 7.000 profesionales.

Por la tarde Castellano se sometió a las preguntas de los sindicatos, que querían despejar dudas sobre nuevos ajustes de plantilla. Les aseguró que con las 1.230 prejubilaciones y el ERE para incentivar bajas al que pueden acogerse otras 350 personas no deberían de producirse más recortes. Sobre la prometida llegada de nuevos inversores, apuntó que antes del 31 de diciembre se habrá completado la inyección de capital privado procedente de fondos americanos (hay seis interesados) e inversores particulares, entre los que entrarían fortunas gallegas.

Quiso pasar página a las enormes tensiones que ha generado la integración. "Esto funcionará mucho mejor en los próximos meses", aseguró, según informaron trabajadores presentes en el encuentro.

Inyección pública

NCG Banco nace inicialmente con un 100% de capital de Novacaixagalicia, que aporta 1.716 millones de euros. El próximo 30 de septiembre ampliará su patrimonio en 2.465 millones de euros que inyectará el fondo de rescate del Banco de España. El socio público se convertirá en accionista mayoritario con alrededor del 80% de los títulos. Ese porcentaje, en todo caso, dependerá de la valoración que realicen de la antigua caja el grupo Rotschdild y Societé Générale, encargadas de asistir al Banco de España, en el marco del acuerdo con los inversores. "Esa es la mejor manera de entregar la caja a precio de saldo", reflexionó un trabajador tras el encuentro. Cuanto menor sea la evaluación del patrimonio que aporta la caja, menor también será su porcentaje como accionista del banco. Fuentes financieras lo cifran en un 16%, lo que contrasta, por ejemplo, con lo que ocurre en Euskadi, donde las cajas vascas se han asegurado la mayoría del capital del banco que crearán en diciembre con un amplio apoyo político y social.

Desde la CIG, Clodomiro Montero atacó la "incapacidad de los gestores salientes para consolidar el proyecto de la caja" y criticó la existencia de contratos blindados en la cúpula que han dado lugar a indemnizaciones que no se conocen. "Hoy debería ser un día de duelo porque la caja ha desaparecido", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de septiembre de 2011