Novacaixagalicia ficha como consejero delegado al impulsor de ING en España

González-Bueno es la contratación más sonada de un ejecutivo bancario por una caja

Mañana nacerá el nuevo NCG Banco, y su esquema directivo supone la refundación completa de lo que fueron las entidades que han dado origen a la entidad: CaixaGalicia y Caixanova. Como toda transformación profunda, las novedades empezarán por el equipo ejecutivo. José María Castellano, el nuevo piloto del proyecto y futuro presidente del banco, presentará al consejo a César González-Bueno, impulsor de ING en España, como hombre fuerte para la gestión de la entidad con el cargo de consejero delegado.

González-Bueno, que cuenta con el apoyo del Banco de España, es un reconocido ejecutivo financiero que ha revolucionado el sistema. Su llegada será un acicate para los inversores que analizan la entidad. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará el 30 de septiembre más de 2.000 millones de capital para reflotar la entidad. Se hará con casi el 90% de las acciones, que irá vendiendo luego a los inversores privados, nacionales y extranjeros, con interés en el proyecto.

Más información

Procedente de McKinsey, González-Bueno dio sus primeros pasos bancarios en Argentaria para después fundar ING Direct en España, en 1998. Tras impulsar la filial del grupo holandés, que ya cuenta con 2,2 millones de clientes y 25.900 millones bajo gestión, en enero de 2010, este ejecutivo se hizo cargo de la banca europea dentro de la multinacional holandesa. Director regional para Europa, con responsabilidad sobre 17 países, se ocupaba hasta ahora de la actividad mayorista y minorista, todo menos el negocio directo. Además, este madrileño mantenía la presidencia del consejo de ING España, que agrupa a todas las compañías que operan en el país, incluyendo Direct.

Su nombramiento fue ayer una sorpresa en el sector, ya que constituye el primer gran fichaje de un ejecutivo bancario por parte de una caja, o mejor dicho, por parte del banco de una caja. González-Bueno ha provocado fuertes cambios en la tradicional forma de trabajar de la banca española, al disparar la competencia interna con una entidad que ofrecía alta remuneración por el ahorro sin comisiones. Considerada como un enemigo menor en el arranque, terminó por obligar a todos, bancos y cajas, a disponer de productos similares para evitar la fuga de clientes, los más beneficiados del modelo bancario de ING Direct. Esta pérdida de ingresos provocó que, durante estos años, la filial holandesa fuera objeto de ataques por parte de algunos rivales. Estos golpes se incrementaron al comienzo de la crisis internacional, cuando ING recibió 8.000 millones de euros de ayudas públicas para evitar su caída. ING ha devuelto ya la mayor parte de este dinero.

La llegada de González-Bueno se produjo tras el anuncio de dimisión de José Luis Pego, hasta ahora director general. Pego procede de Caixanova y era la mano derecha del hasta ahora presidente de la entidad, Julio Fernández Gayoso. Pego, con 54 años, anunció su intención de acogerse a la prejubilación como directivo de Novacaixagalicia.

Al consejo de administración se incorporarán también José Manuel Gabeiras, presidente del Consejo de Administración de ServiRed desde el año 2000 y consejero de Visa Europa desde 2005; Jaime Trebolle, exconsejero de Economía de la Xunta de Galicia, y Xabier Alkorta, director general de la Kutxa entre 2004 y 2008 y director de CCM (Caja Castilla-La Mancha) entre 2009 y 2010, nombrado por el Banco de España tras su intervención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de septiembre de 2011.

Lo más visto en...

Top 50