Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La 'Supersur' espera al transporte

La nuevo autopista de pago inició ayer su corto período de pruebas, pendiente de qué carretera utilizarán los camiones críticos con el elevado precio del peaje

La autopista de peaje Supersur ya está abierta al tráfico. Lo hizo ayer, con carácter de prueba y gratuito hasta el próximo miércoles, el día clave para conocer cuál será la definitiva respuesta de los transportistas ahora muy críticos con el elevado precio, a su juicio, del peaje decidido por la Diputación de Bizkaia. El temor a que pueda colapsarse el denominado Corredor del Txorrierri cobra fuerza si se consuman las amenazas de los transportistas.

El sindicato de transportistas autónomos vascos Hiru así lo predijo ayer porque entiende "abusivo" el pesaje de la Supersur, que irá desde los 1,08 euros para los turismos hasta los 6,74 euros de los vehículos pesados, dependiendo de fechas y de horarios de paso.

La circulación, en período de prueba, será gratuita hasta el próximo día 14

Coincidiendo con su apertura al tráfico, una docena de representantes del sindicato Hiru se concentraron ayer frente a la Diputación de Bizkaia, en Bilbao, bajo el lema Peajerik ez (No al peaje). El secretario general de la central sindical Patxi Aguirre, adelantó que las protestas "seguirán para adelante" ya que "el que más va a pagar es el transportista que trabaje en el Puerto". Recordó que "el que es de fuera, pasará una vez a la semana, como mucho dos, y los extranjeros también. Pero aquí el que va a pagar va a ser el transportista vizcaíno, el de casa".

Este sindicato propone que se apliquen peajes "blandos" como los que está implantando el Gobierno navarro ya que la Supersur "no dispone de áreas de descanso, ni parkings para parar en caso de que tengamos averías". En este sentido, recordó que este sindicato lleva tiempo protestando por los peajes que se están instaurando en la comunidad autónoma vasca, insistiendo en que "si hay que poner peajes, que sean blandos, para fomentar el uso de esas vías".

La Variante Sur Metropolitana (AP-8), más conocida como Supersur, presentada esta semana, es una realidad después de 4 años de trabajo y una inversión cercana a los 900 millones de euros. El vial se ha construido para dar una alternativa a la autopista A-8 en el área metropolitana de Bilbao y se concibió en régimen de peaje, quedando así reflejado en la Norma Foral del Plan Territorial Sectorial de Carreteras.

"Una obra de tal coste habría sido inviable de otra manera. La aplicación de los peajes está sujeta a las directrices y criterios de la Unión Europea y cuenta con su visto bueno", según explican desde la Diputación. También desde el sindicato de transportistas se ha criticado que la nueva autopista no tenga áreas de servicio, algo que según ha asegurado son necesarias en las "carreteras del siglo XXI".

Durante los primeros cuatro días esta nueva infraestructura estará en período de pruebas y será gratuita, pero a partir de las seis de la mañana del 14 se cobrarán los peajes establecidos. Todos los vehículos podrán circular por esta infraestructura gratis entre la medianoche y las seis de la mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011