Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu presionará para diluir el papel político e institucional de Eudel

El PNV pacta con PP y PSE la cúpula de la asociación ante el "silencio" 'abertzale'

El PNV se hartó de esperar a Bildu y ha optado por pactar con socialistas y populares la cúpula de la Asociación de Municipios Vascos, Eudel. Su portavoz parlamentario y líder del sector más soberanista del partido, Joseba Egibar, confirmó ayer que, ante el "silencio" de la coalición independentista, los peneuvistas han cerrado un acuerdo con PSE y PP sobre una candidatura única para la cúpula de la organización, con la actual responsable de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao, Ibone Bengoetxea, ejerciendo de presidenta. Bildu, primera fuerza en concejales, tildó el acuerdo de "excluyente" y explicó que sí participará en la asociación, pero que presionará para diluir el papel político que ha jugado en los últimos años.

Badiola (EA) defiende que Eudel se limite a ofrecer "asesoría técnica"

Ibone Bengoetxea, cercana a Azkuna, será la candidata a la presidencia

"Somos muy críticos con el carácter político y el excesivo papel institucional que ha tenido Eudel" explicó en declaraciones a este diario la secretaria de Comunicación de EA, Ikerne Badiola, que aboga por que la organización centre su tarea en ofrecer "ayuda y soporte técnico" a los consistorios. La también responsable de Cultura en la Diputación de Gipuzkoa no aclaró si Bildu es más bien partidario de reconstituir una organización municipal estilo Udalbiltza al servicio de la "construcción nacional" y adelantó que harán público un pronunciamiento sobre la representación municipal en los próximos días.

"Este tipo de pactos, que responden más a la decisión de excluir a una fuerza mayoritaria que a un proyecto común responden a un tiempo ya pasado, y desde luego, aportan muy poco en el camino de la normalización de Euskal Herria", añadió la dirigente de EA.

El PNV se ve así retratado por primera vez en una foto junto a PSE y PP en la acera opuesta a la coalición independentista. Su postura de evitar cualquier frente contra Bildu hizo incluso que descartara la única opción que tenía para mantener el poder en la Diputación de Gipuzkoa.

Bildu, a su vez, no dudará en utilizar su acercamiento a populares y socialistas como un argumento más para arrebatarle la vanguardia del nacionalismo. La izquierda abertzale tardó apenas unas horas en enviar un comunicado para afirmar que "el reparto de cargos de Eudel" es "una muestra más de la doble moral del partido jeltzale".

El PNV, añadió la antigua Batasuna, "no tiene ningún reparto a la hora de alcanzar acuerdos o compartir estrategias con el PSOE o el PP, ya sea aquí o en Madrid, ni les pone ningún veto o condición previa, aunque dichos partidos desarrollen una política inmovilista y de bloqueo para impedir que Euskal Herria avance en el proceso de normalización política y democrática hacia un escenario de paz y pleno de derechos".

Ambos partidos hablaron la cuestión en el mes de julio. El pasado martes, en la reunión en la que el PNV formalizó su negativa a ir de la mano de la coalición en las elecciones generales del 20-N, sus dirigentes volvieron a plantearles la necesidad de clarificar la cuestión, según confirmó la propia Badiola. Las candidaturas a la ejecutiva de Eudel deben presentarse entre el próximo lunes y el martes, teniendo en cuenta que la asamblea que elegirá a la nueva cúpula se reunirá el día 20.

Egibar por su parte, incidió en que Eudel es "la representación de la fuerza municipal", por lo que lo "lógico" sería que Bildu, al igual que las demás formaciones, estuviese representada. La coalición independentista, añadió Egibar, "no conoce aún la posición que va a mantener respecto a Eudel". "Por lo tanto, ante el silencio y la no contestación de Bildu [...] vamos a seguir dando pasos con otras formaciones", añadió.

El pacto entre PNV, PSE y PP permitirá a estas formaciones tener mayoría en la asociación. Además de reservar la presidencia, un puesto de gran visibilidad pública, para Bengoetxea, una de las personas de la máxima confianza del alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el acuerdo prevé que una de las vicepresidencias sea para el regidor de Irún, José Antonio Santano (PSE), y la otra para el alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP).

"López multiplica por siete la deuda"

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, acusó ayer al lehendakari, Patxi López, de haber "multiplicado por siete" la deuda vasca, quedándose "sin margen" cara a los presupuestos del próximo año. Urkullu, en un acto político de su partido en San Sebastián con motivo de la inauguración de un batzoki en la Parte Vieja, arremetió contra López asegurando que no sabe gestionar la actual crisis económica y añadió que el actual Gobienro vasco, en lugar de recortar, amplían departamentos y acumula deuda que no puede colocar. "Habla pero no actúa", le reprochó, insistiendo en que "todas las instituciones están recortando estructura y, sin embargo, el Gobierno vasco, pese a lo que dice, creciendo cada día".

En otro momento de su intervención, el máximo responsable del PNV propuso pactos, a nivel del Estado, sin esperar al 21 de noviembre, un día después de las elecciones generales, sobre la "redefinición del Estado" y para hacer frente a la "crisis económica e institucional". En este sentido, relevó que su partido "ha planteado la redición, a su manera, de lo que en su momento fueron los pactos de Moncloa, entre partidos políticos y con agentes socioeconómicos también", pero lamenta que "no les han hecho ni caso".

Al referirse a la crisis económica, Urkullu reconoció que "sigue" y que "no se resuelve hablando ni cambiando un artículo de la Constitución sin ningún valor ni efecto". Por ello se preguntó "qué tiene que pasar para que se forje un acuerdo de altura y alcance en el Estado, ¿tiene que producirse un hecho irreversible para que los partidos se muevan?", agregó.

Por su parte, Joseba Egibar, apostó por "asentar debidamente" un proceso de paz que, según dijo, "no solamente se trata de que desaparezca una violencia y conozcamos el alto al fuego definitivo", además de ello "tenemos que ser conscientes de que ha habido una serie de comportamientos individuales y personales y hasta grupales que han dado justificación a la violencia tantos años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011

Más información