Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU reivindica su intervención en Libia

Saliendo al paso de la impresión creada de que Francia y Reino Unido han sido los auténticos artífices del buen resultado de la campaña aliada contra Muamar el Gadafi, Ivo Daalder, embajador de Washington en la OTAN, insistió ayer en que sin Estados Unidos nada habría sido posible. La intervención norteamericana "fue crucial para que otros países participaran y cumplieran el mandato de la ONU", señaló.

Daalder aseguró que la campaña seguirá mientras el régimen o sus elementos supongan una amenaza para los civiles, con independencia de la suerte de Gadafi. "No está claro que todo se vaya a hundir si Gadafi desaparece", comentó.

Washington ha mantenido con discreción su papel en la Operación Protector Unificado, pero parece que los laureles que algunos se colocan en la hora de la victoria -hasta la Alemania huidiza se ha atribuido ahora una muy importante participación en el empeño- le llevan a poner las cosas en su sitio. Daalder desgranó el activismo norteamericano en planificación, obtención del mandato de Naciones Unidas y su ejecución. Estados Unidos acabó con la fuerza aérea de Gadafi, con su defensa antiaérea, ofreció a los aliados el grueso de la información y el reconocimiento, proporcionó los medios para convertir información en objetivos y aportó buena parte del repostaje aéreo, recordó Daalder. "Estados Unidos ha hecho el 26% de las salidas aéreas. Más que nadie", remachó.

Daalder no dejó de valorar el esfuerzo de los aliados, que calificó de "indispensable" en el caso de la pareja franco-británica. Según su contabilidad, los tres países hicieron el 60% de las salidas aéreas. Estados Unidos considera que Protector Unificado ha probado la importancia de las armas de precisión; la necesidad que tienen los aliados de dotarse de medios de inteligencia, vigilancia y reconocimiento; lo básico de contar con reservas de munición suficientes para campañas que se pueden presentar sin preaviso suficiente y lo imperioso de que en los centros de control de operaciones haya personal cualificado para identificar y marcar objetivos, capacitación que ahora reside esencialmente en Estados Unidos.

La campaña libia "seguirá mientras el régimen o sus elementos supongan una amenaza para los civiles", pronosticó Daalder, lo que una fuente estadounidense traduce en que, si hay que ampliar el mandato de Protector Unificado más allá de la fecha límite del día 26, se hará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011