Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña cae de un cuarto piso sin sufrir lesiones

La pequeña rebotó sobre el techo de un coche antes de caer al suelo

Una niña sevillana de 16 meses tuvo el pasado sábado la peor y la mejor de las fortunas. La pequeña se precipitó al vacío por el balcón de la vivienda familiar, un cuarto piso, para caer sobre el techo de un automóvil aparcado en la calle Playa de Chipiona, del barrio de El Cerezo. El metal de la cubierta del coche, un vehículo familiar de color oscuro, se dobló y lanzó el cuerpo de la pequeña de nuevo al aire antes de golpear el suelo.

Tras una noche entera de análisis y pruebas -con TAC incluido- y un primer diagnóstico que hablaba de heridas graves, los responsables del Hospital Virgen del Rocío comunicaron ayer que la niña no sufría fractura ni lesión interna relevante. La pequeña, que en la mañana de ayer estaba consciente, seguirá ingresada en el hospital en donde se le realizarán aún más pruebas, informa Efe.

La Policía Científica examinó y tomó muestras del balcón desde cayó la niña. Desde la calle se puede ver como sobresale el respaldo de un sillón de mimbre al lado justo de la ventana que da al exterior. Una de las hipótesis que maneja la policía sobre el accidente es que la pequeña se subiera al mueble para asomarse al balcón,perdiera el equilibrio y se precipitara. Hasta el momento, los agentes consideran que el suceso tiene su origen en una situación fortuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de septiembre de 2011