Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG convierte la reforma del Estatuto en su prioridad política

Vázquez reclama un acuerdo para blindar el gasto social en la "Carta Magna gallega"

La reforma del Estatuto, en palabras de Pachi Vázquez "la Carta Magna gallega", será prioritaria para el PSdeG en el nuevo curso político. A esa conclusión llegaron los 75 diputados y senadores socialistas que ayer se reunieron en Santiago para analizar la situación del país tras el parón veraniego. "Proponemos un nuevo marco constitucional para Galicia, un nuevo marco estatutario", afirmó Vázquez, antes de explicar el sentido de la reforma que buscará su organización: una en la que se blinden en el Estatuto las políticas sanitarias y educativas públicas.

No solo la prescripción de los servicios sociales a nivel estatutario forma parte del plan sobre el que los socialistas gallegos basarán sus posiciones a lo largo de estos meses. "Tras dos años y medio de Gobierno de Feijóo, Galicia es el laboratorio de la política de recortes del PP", diagnóstico el secretario general del PSdeG, "y el reflejo de que la derecha no tiene soluciones para la crisis". A continuación, desgranó el panorama económico y político de la comunidad: "El paro aumenta el doble que en España, los afiliados a la Seguridad Social caen el doble que en España, el índice de producción industrial se desploma". "Y el Gobierno y sus conselleiros ausentes, solo con presencia en romerías y paparotas", remachó.

"Esto es laboratorio de la política de recortes del PP", dice el líder socialista

Diputados airean su inquietud por el coste electoral del pacto con Rajoy

Es contra este estado de cosas que el PSdeG se sacó ayer de la manga cuatro ejes de actuación resumidos en cambios en "la Constitución gallega". Un plan de activación económica y dinamización del empleo es el primero y para el que el PSdeG reclama de la Xunta "diálogo y pacto". Llevar al Estatuto las políticas públicas de sanidad y educación y una "reforma de la arquitectura institucional seguiendo el principio de una administración, un servicio" conforman las otras dos propuestas socialistas. "El PP entiende en Madrid que es necesario modificar la Constitución para salvar nuestra economía", adujo Pachi Vázquez, en referencia al pacto de la derecha y el PSOE para introducir el techo de gasto en la ley fundamental. "¿Por qué no pactar aquí un cambio en el Estatuto para proteger las políticas sociales?". Sin embargo, el PP ha descartado en los últimos días abrir el melón estatutario en esta legislatura. Alega otras prioridades.

Preguntado por el sentido concreto de los cambios que el PSdeG quiere en la "arquitectura institucional" y, en concreto, por el papel que en esa reforma prefieren para las diputaciones, cuestionadas por el propio candidato socialista a La Moncloa, Pachi Vázquez se remitió a la conferencia política que el partido organizará a finales de septiembre. "Pero en algo estamos de acuerdo las tres fuerzas políticas: las diputaciones tal y como están hoy en día son insostenibles", aseguró ante los mimebros electos de su organización, reunidos en una conferencia interparlamentaria a la que por primera vez asistieron los diputados provinciales. Los socialistas han presentado una iniciativa en O Hórreo para crear una comisión que discuta "a partir de un diagnóstico común" el futuro de los entes provinciales.

En el encuentro, según relataron algunos de los asistentes, se hizo palpable la inquietud de los socialistas por los efectos electorales de la reforma constitucional. La diputada ferrolana Beatriz Sestayo confesó que no sabé cómo lo podrá explicar en la próxima campaña. Sin embargo, la mayoría de los parlamentarios que intervinieron se mostraron comprensivos ya que entienden que el Gobierno ha actuado para defender a España de nuevos ataques especulativos. Algunas voces, como las de los diputados autonómicos Xaquín Fernández Leiceaga y Francisco Cerviño, cuestionaron también la oportunidad de plantear ahora la reforma del Estatuto, pero Vázquez mantuvo su posición sin mayores dificultades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 2011